Moriyón niega contratos en las empresas municipales y pide «que actúe la justicia»

Moriyón niega contratos en las empresas municipales y pide «que actúe la justicia»

La oposición exige a la alcaldesa que no delegue en otro concejal la comparecencia prevista en el Pleno extraordinario

I. VILLAR / C. DEL VALLE GIJÓN.

Tras el informe del secretario de la junta de gobierno en el que se limitaban a dos los contratos del Ayuntamiento de Gijón y sus organismos autónomos con empresas relacionadas con la trama del 'caso Enredadera' -uno con Aralia para el servicio de ayuda a domicilio y otro con Veicar para el suministro de un vehículo de bomberos-, ayer los gerentes de la Empresa Municipal de Aguas (EMA), EMTUSA y Emulsa emitieron sendos documentos descartando cualquier relación contractual con alguna de las sociedades que constan como investigadas. «Las tres empresas han rastreado contratos y no encuentran ninguno relacionado con el caso», aseguró la alcaldesa, Carmen Moriyón, durante su visita a la Feria de Muestras. Añadió que «la justicia debe actuar» para esclarecer todo lo relacionado con esta trama.

Por otra parte, ayer la junta de portavoces celebró una reunión para tratar de consensuar el orden del día del Pleno extraordinario sobre el 'caso Enredadera' previsto para el próximo jueves, si bien la última palabra sobre su contenido lo tendrá la alcaldesa, al ser ella quien lo convoca. Existe acuerdo para que haya dos puntos. El primero, una comparecencia que la oposición quiere que sea de la propia Carmen Moriyón, si bien la regidora «no dejó claro de quién sería y, a la sugerencia de que debería ser ella se limito a decir 'gracias, ya lo valoraré'». El segundo punto es la creación de una comisión no permanente, que de aprobarse quedaría automáticamente constituida y, por tanto, podría convocarse ya en cualquier momento -si no lo hiciera el gobierno, la oposición puede forzar hasta un máximo de seis reuniones extraordinarias-. Por ese órgano se espera que pasen trabajadores municipales para explicar «si recibieron alguna indicación política» para recibir a cualquier persona relacionada con la trama. «Desde lo que pasó en el Ayuntamiento con la secretaria municipal Dora Alonso -cesada por la alcaldesa-, los funcionarios cumplen cualquier orden de ese tipo por miedo, y más aún los jefes de servicio», apuntaba un portavoz de la oposición.

El portavoz municipal socialista, José María Pérez, confió en que Moriyón «dé explicaciones directamente, porque a quien se refieren las escuchas es a los máximos responsables de Foro, que ella preside en Gijón y aspira a presidir en Asturias». Advirtió de que, si delega en otra persona, el resto de grupos se reservará el derecho a forzar otro Pleno extraordinario en el que serían ellos (el PSOE tiene concejales suficientes para hacerlo en solitario o con el resto de la oposición) quienes fijarían el orden del día. «Esa puerta va a estar abierta en todo momento».

Mario Suárez, de Xixón Sí Puede, recordó que el objetivo del Pleno y de la comisión no permanente debe ser «aclarar si hay conseguidores o no, y si se utiliza a Foro para intervenir en el Ayuntamiento de Gijón como se hace con otros partidos en otros ayuntamientos. Queremos saber con quién hubo reuniones y quién daba la orden de coger el teléfono». Pablo González, del PP, consideró que la labor de «escarbar en toda la información que recopile el Ayuntamiento es fundamental para dirimir si hay corrupción o no». El portavoz de IU, Aurelio Martín, pide saber «no solo si hay conseguidores políticos que lograron algo, sino si lo intentaron». Y Ciudadanos recuerda que «los técnicos reciben a quien les indican desde arriba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos