Moriyón: «Pedro Sánchez vino a Gijón y habló, pero no dio respuestas a la ciudad»

Se suma a las críticas de la oposición y el movimiento vecinal, que se movilizará ante «este menosprecio». Solo el PSOE excusa el silencio de su líder

M. MORO GIJÓN.

«Pedro Sánchez vino a Gijón y habló, pero no dio respuestas a los problemas de la ciudad y los asturianos». La alcaldesa Carmen Moriyón se mostró ayer muy crítica ante el silencio de Pedro Sánchez respecto al plan de vías. «Fijese los tiempos que corren y parece que cuando la sociedad civil y seis formaciones políticas de distinto signo se ponen de acuerdo, tampoco vale. Solo falta firmar un papel después de que tres administraciones nos hayamos puesto de acuerdo y seguimos in convenio», recriminó la regidora de Foro.

«Es decepcionante, ¿cómo no lo va a ser?», remarcó la también presidenta y candidata autonómica, que se sumó así a los reproches de toda la oposición, excepto el PSOE, y del movimiento vecinal, que anunció ayer mismo que recuperará la senda de las movilizaciones a partir de la próxima semana en boca de su presidente, Adrián Arias.

«Ha sido un despropósito, un insulto y un menosprecio absoluto. Se ríe de Gijón, viene a pasearse, no se compromete absolutamente a nada y demuestra que para los gobiernos somos una ciudad de segunda. En todo los lugares compromete acciones, inversiones y acuerdos del Consejo de Ministros, menos aquí», recriminó Arias. «Se lo advertimos: o había firma o habría conflicto. Ellos han elegido la senda del conflicto y no nosotros, nadie puede llevarse a engaños o queja alguna. Nosotros no jugamos con ninguna calculador electoral, estamos donde estamos para defender a los vecinos y vecinas de Gijón», remarcó el dirigente vecinal.

Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos también manifestaron su indignación y decepción por el silencio del presidente sobre el proyecto estrella de la ciudad durante su mitin electoral, que denota «ninguneo». Además algunos de ellos afearon que fuera la candidata local del PSOE, en referencia a Ana González, la que tratase de salvar la cara al líder silente hablando de algo que no depende de ella.

Solo el PSOE se atrevió ayer a defender el proceder del presidente y excusar su silencio sobre el plan de vías. El concejal César González aseguró que transmitió a su cabeza de lista el 26-M que no había «ningún problema y estaban todos los pasos dados» garantizando que el convenio se firmaría antes del 28 de abril. «Fue taxativo» en este sentido, indicó.