Moriyón: «No puedo garantizar que los delincuentes no traten de acercarse al Ayuntamiento»

Moriyón, en el estand de EL COMERCIO en la Fidma. / JORGE PETEIRO
Moriyón, en el estand de EL COMERCIO en la Fidma. / JORGE PETEIRO

La alcaldesa reitera su convencimiento de que la trama del 'caso Enredadera' no ejerció ninguna influencia en la administración municipal

I. V. GIJÓN.

«Mi responsabilidad es que no exista corrupción». La alcaldesa, Carmen Moriyón, se mostró ayer convencida de que, pese a lo recogido en el sumario a partir de las conversaciones telefónicas grabadas a los implicados en el 'caso Enredadera', los empresarios involucrados en esta supuesta trama dedicada a la obtención fraudulenta de contratos en la administración pública no lograron ejercer poder alguno en el Ayuntamiento de Gijón. «De las escuchas se puede deducir que nos encontramos ante unos presuntos delincuentes que apuntaban a todo y que parece que presumían de influencias, pero no está tan claro que las tuvieran. Y al final, si se intentaron acercar, no tuvieron ningún éxito», destacó la regidora en una entrevista en la Cadena Ser. En este sentido, señaló que «no puedo garantizar que los delincuentes no intenten acercarse a la administración y traten de hacer que alguien se salte la ley. Pero lo que sí tengo que garantizar es que el sistema tenga suficientes garantías para que cuando esos personajes se aproximen, no tengan nada que hacer en el Ayuntamiento».

Moriyón consideró que las conversaciones que mantenían entre ellos relativas a la posible obtención de contratos en Gijón tenían «poca credibilidad», y puso como ejemplo las referencias que se hacen en algunas escuchas a la posibilidad de prestar un servicio «para gestionar impuestos que el Ayuntamiento no gestiona porque dependen del Principado» o sus aspiraciones para hacerse a través de contactos con técnicos municipales con trabajos de modernización relacionados con el desarrollo de Gijón como 'smart city', «que son adjudicados por Red.es», un organismo dependiente del Ministerio de Economía.

La regidora dio por buenas las explicaciones que el jefe de la Policía Local, Alejandro Martínez Gallo, ofreció en una entrevista en EL COMERCIO en relación a las escuchas referentes a sus conversaciones y encuentros con el empresario Ángel Luis García 'El Patatero' (en prisión preventiva) e hizo referencia a las numerosas reuniones que se mantienen en el día a día en la administración con todo tipo de personas, empresas y administraciones. «Hay mucha gente que se te acerca a pedir una cita. Yo de cada visita que hago a la Feria de Muestras me salen tres o cuatro personas que te piden una. A algunas las recibo yo, a otras los concejales o directores... Las reuniones no las puedes obviar. Y te llegan por todos los canales habidos y por haber, incluso por los grupos políticos de la oposición. Luego lo que tienes que ser escrupuloso es con la información que puedes dar o no. ¿Vamos a poner sospecha sobre todo? A lo mejor mañana puede salir un problema con una empresa con la que me haya reunido. Pero yo de lo que tengo que dar cuenta es de que en el desarrollo de las reuniones se cumpla la ley».

Recordó que en el Ayuntamiento solo constan dos contratos con empresas mencionadas en el sumario: la compra de un vehículo de bomberos a Veicar «conforme a la ley» y la adjudicación del servicio de ayuda a domicilio a Aralia «que también ha ganado una licitación del Principado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos