Multa de 1.440 euros por incumplir una localización permanente

El juzgado de lo Penal 3 ha condenado al pago de una multa de 1.440 euros a una mujer por un delito de quebrantamiento de condena. La procesada incumplió la pena de localización permanente elegida en sustitución a la responsabilidad personal subsidiaria por el impago de una multa. La Policía Local acudió a su domicilio en dos ocasiones en días distintos y estaba ausente, pese a la prohibición de abandonar su piso. La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación.