Multado con 901 euros por abandonar un vehículo en su urbanización

O. S. GIJÓN.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo le ha dado la razón al Ayuntamiento en relación a una multa interpuesta al propietario de un vehículo abandonado en la vía pública. La Policía Local inició el expediente de sanción, con una multa de 901 euros por la desatención del turismo, aparcado en la entrada de una urbanización, «con la ITV caducada desde 2013, sin el seguro obligatorio y con abundante corrosión y suciedad».

El propietario del vehículo alegó que «no se podía considerar abandonado porque se encontraba en una calle particular, junto a su domicilio». Sin embargo, el juez determinó que pese a encontrarse en una urbanización, «no existe ningún obstáculo físico que impida el acceso, no solo de quienes residen en ella, sino de quienes acceden a la misma por diversos motivos, lo que determina que nos encontramos ante unas vías de titularidad privada que son utilizadas por una colectividad indeterminada de usuarios, lo que conlleva a la aplicación de la Ley de Tráfico».