El Musel obtuvo un beneficio neto de 7 millones de euros

El presidente de la Autoridad Portuaria, Laureano Lourido, preside la reunión del consejo de administración de El Musel. / DAMIÁN ARIENZA
El presidente de la Autoridad Portuaria, Laureano Lourido, preside la reunión del consejo de administración de El Musel. / DAMIÁN ARIENZA

La Autoridad Portuaria aprueba la subasta de los terrenos de Naval Gijón, que saldrán a la venta por 5.544.408 euros

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

El Musel cerró 2018 con siete millones de euros de beneficio neto. Estas cuentas, que se dieron a conocer ayer durante la segunda reunión del consejo de administración del Puerto celebrada este año -a la que no acudió la alcaldesa-, confirman que durante el ejercicio pasado se mantuvo la consolidación económica del puerto gijonés comenzada el pasado 2016, cuando salió de pérdidas por primera vez desde la ampliación. No obstante, el beneficio disminuye un 45% respecto al año anterior, en el que se alcanzó la cifra récord de 13,3 millones.

Los 7.069.361 euros que registra el cierre contable de 2018 son algo inferiores a los 8 millones de euros netos que estimaba el pasado mes de diciembre el presidente de la Autoridad Portuaria, Laureano Lourido. No obstante, el organismo confía en que prospere la reclamación presentada contra Enagás para incrementar la cifra en 1.976.025 euros procedentes de la penalización contra la propietaria de la regasificadora, que se encuentra en hibernación desde octubre de 2012 por orden del Gobierno, por incumplir los tráficos mínimos.

Cerrado el pasado ejercicio, el consejo abordó el movimiento de mercancías durante los tres primeros meses del año, que sumó 4.650.599 toneladas. Supone un descenso del 0,83% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. De los distintos tipos de tráfico, uno de los que mejor comportamiento ha experimentado y que continúa en tendencia ascendente -al igual que en ejercicios anteriores- es la carga en contenedores, que se incrementó en más de un 20% respecto al ejercicio anterior. También subió, en un 43,5%, el tráfico de graneles líquidos . Sobre otras partidas, la Autoridad Portuaria de Gijón destacó la evolución de los productos siderúrgicos y el mineral de hierro. Asimismo, en los tres primeros meses la terminal granelera de la EBHI experimetnó un descenso en su tráfico del 4,92%, principalmente debido a la importante bajada en el movimiento del carbón, tanto siderúrgico, que descendió un 38,57%, como térmico, un 13% menos.

Por otro lado, en la reunión de ayer se dio un paso más hacia la venta de los antiguos terrenos de Naval Gijón. Recibida la preceptiva autorización de Puertos del Estado, el consejo de administración aprobó la convocatoria de un nuevo procedimiento para la venta mediante subasta al alza del solar de 38.848,25 metros cuadrados que supone el 64,7% de los 60.036 que mide el viejo astillero. El Puerto pretende obtener 5.544.408 euros.

85,6 millones de inversión

Otro de los puntos del orden del día que resultó aprobado por unanimidad por el consejo de la Autoridad Portuaria fue el Plan de Inversiones para el 2019 y la propuesta de inversiones para el periodo comprendido entre este mismo ejercicio y 2023. Según fuentes de El Musel, para el presente año se contemplan inversiones por valor de 16,2 millones de euros que incluyen parte de las no ejecutadas durante el pasado ejercicio. En lo que respecta al presupuesto hasta 2023, asciende a un total de 85,6 millones y contempla partidas para la mejora de la accesibilidad en el sistema ferroviaro, el acondicionamiento de la parcela trasera del muelle de Marcelino León, actuaciones de seguridad y obras de sostenibilidad medioambiental por valor, estas últimas, de 3 millones de euros.

También se aprobó una ampliación de 5.406 metros cuadrados en la instalación de Alvargonzález, S. A. en el muelle Moliner, la concesión de una terraza de temporada en la calle Rodríguez Sampedro -la de la cafetería Banús-, así como la adjudicación de dos puestos de helados ubicados entre el dique de Santa Catalina y la playa del Arbeyal, la cesión al Ayuntamiento del edificio de Salvamento Marítimo de Poniente y la adjudicación por veinte años a la compañía Astursercomar, S. A. del local donde se encuentra el taller de tablas de surf Asturboards.