80 nidos de avispa asiática retirados en Gijón en un año

Un gran nido de avispa asiática localizado en lo alto de un árbol./E. C.
Un gran nido de avispa asiática localizado en lo alto de un árbol. / E. C.

El Ayuntamiento inicia la próxima semana la colocación de 432 trampas para coger reinas y evitar su expansión

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.

Según datos provisionales de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, el año pasado se retiraron en Asturias un total de 1.239 nidos de avispa asiática (Vespa velutina). De ellos, 80 estaban ubicados en el concejo de Gijón. Los números indican que en el municipio había 4,4 nidos de esta especie invasora por cada diez kilómetros cuadrados. El gijonés es uno de los registros más elevados de la región, solo superado por Llanes, con 144 nidos, y Valdés, con 94. El vecino concejo de Villaviciosa también se encuentra a la cabeza, con 68, mientras que por el sur en Siero se retiraron 33. En cambio, en la zona este hay un descenso más que significativo, pues en Carreño solo se localizaron cinco nidos y en Gozón, tres.

De cualquier modo, hay que tener en cuenta que hay bastantes casos en los que prácticamente es imposible retirar un nido localizado, debido a la dificultad que supone por estar demasiado alto o en zonas inaccesibles. Hay municipios en los que el año pasado solo se retiró uno de estos nidos, como son los de Grandas de Salime, Morcín, Noreña, Onís, Proaza, Quirós, Riosa y Somiedo. Pero tanto las autoridades como los vecinos son conscientes de que en esos territorios hay más.

Nidos retirados
Los datos provisionales indican que en Gijón se retiraron 80 nidos en 2018, lo que supone una densidad de 4,4 por cada diez kilómetros cuadrados.
Trampeo de primavera
Comenzará la próxima semana y se pretende colocar 432 trampas. 192 se instalarán en Granda, Jove, Porceyo, Roces, Tremañes, Veriña, Castiello y Somió, rodeando el casco urbano. Las otras 240, en el resto de la zona rural.

Gijón tiene una alta densidad de presencia de nidos de Vespa velutina en el concejo, pero las más elevadas son las de Ribadedeva (33 nidos y 9,25 por cada diez kilómetros cuadrados), Llanes (144 y 5,46), El Franco (41 y 5,25), Navia (32 y 5,07), Caravia (6 y 4,49) y Coaña (27 y 4,1). Por contra, la menor densidad se localiza en Somiedo (un nido y 0,03 nidos por cada diez kilómetros cuadrados), Quirós (uno y 0,05) Cangas del Narcea (cinco y 0,06), Ibias (dos y 0,06), Allande (tres y 0,09), Grandas de Salime (uno y 0,09) y Aller (cuatro y 0,11).

Desde hace unos quince días ya se están localizando las primeras reinas de esta especie invasora. En concreto, se han realizado algunas capturas en Villaviciosa, como explicó Félix Méjica, de la Plataforma Stop Velutina, que lo achaca a las especiales condiciones meteorológicas de este invierno, con escasas lluvias y altas temperaturas, que ha hecho que la actividad de esta especie se adelantara, ya que los ejemplares aún deberían estar aletargados.

Para tratar de paliar la que se teme imparable expansión de esta especie, el Ayuntamiento de Gijón iniciará la próxima semana la colocación de 432 trampas en diferentes parroquias rurales del municipio, con el objetivo de capturar el máximo número de reinas posible. Hay que tener en cuenta que son ellas las que fundan lo que se denomina un nido primario y de ahí se van expandiendo. Además, de uno de esos nidos pueden salir cientos de nuevas reinas que buscarán sus propios territorios.

Esta actuación del Ayuntamiento de Gijón se enmarca en el programa contra la avispa asiática y las trampas se colocarán en puntos estratégicos próximos a caudales de agua y zonas relativamente pobladas con árboles frutales o especies arbustivas de jardinería, como la camelia u otras plantas de floración temprana. Además, la Administración local llama a la colaboración de la ciudadanía en su lucha contra esta especie invasora que supone un grave problema para la biodiversidad al acabar con los polinizadores y especialmente con las abejas.

De las 432 trampas que se colocarán, 192 se distribuirán en una superficie de 48 kilómetros cuadrados en las parroquias que rodean al casco urbano, es decir, Granda, Jove, Porceyo, Roces, Tremañes, Veriña, Castiello y Somió. El objetivo es colocar cuatro de estas trampas por cada kilómetro cuadrado. Las otras 240 se instalarán en el resto de la zona rural gijonesa, a razón de dos por cada kilómetro cuadrado.

Coordinador municipal

El Ayuntamiento de Gijón está haciendo sus deberes en la lucha contra la avispa asiática, pero desde entidades como la Plataforma Stop Velutina se critica la que consideran falta de acción del Principado. En Gijón se ha nombrado a un coordinador municipal, tal y como viene recogido en el protocolo aprobado el año pasado, pero no ocurre lo mismo en la mayoría de los municipios asturianos. Esta figura sirve de mediadora entre la administración local y las personas que colaboran en los trampeos y la localización de nidos, para que haya un mayor control y seguridad en los trabajos. Esa falta de coordinadores locales ha hecho que en muchas ocasiones fueran las propias asociaciones de apicultores las que decidieran actuar para, del mismo modo, proteger sus colmenas.

Los datos oficiales indican que en 2018 se capturaron unas 12.600 reinas en toda Asturias, pero desde Stop Velutina aseguran que son muchas más, ya que hay personas que no están inscritas en la aplicación del Principado que registra los datos.