El nuevo gobierno de Gijón propone subir el sueldo de los ediles 3.000 euros al año

12.30 h. José Carlos Fernández Sarasola acudió en nombre de Ciudadanos. / LUIS SANTIAGO
12.30 h. José Carlos Fernández Sarasola acudió en nombre de Ciudadanos. / LUIS SANTIAGO

Ofrece dos liberaciones completas a Ciudadanos como primer grupo de la oposición y plantea que el resto de partidos tengan una cada uno

I. VILLARGIJÓN.

La nueva concejala de Hacienda y portavoz del equipo de gobierno, Marina Pineda, fue la encargada de mantener ayer una primera ronda de contactos con los grupos municipales para intentar acordar los aspectos organizativos de la nueva Corporación, entre ellos el reparto de puestos en las comisiones de pleno y los organismos autónomos, la asignación de fondos para la contratación de personal y la reserva de sueldos para la liberación de concejales.

La alcaldesa ya anunció el pasado fin de semana que diez de los once miembros del equipo de gobierno tendrán dedicación exclusiva al Ayuntamiento, con los correspondientes sueldos, por lo que solo quedaban fondos para repartir ocho liberaciones más entre el resto de grupos. La propuesta trasladada a la oposición es que Ciudadanos, como partido con más concejales, disfrute de dos de ellas, y que el resto reciban una cada una. La idea no disgusta a la formación naranja -dos concejalas preveían mantener su actividad profesional- ni a Vox -prevé repartir el sueldo entre sus dos ediles, con una mayor dedicación al Ayuntamiento por parte su portavoz- ni a IU -solo tiene un edil-. El PP señala que no hará «una polémica estéril de la distribución», mientras Podemos avanza que pedirá disponer de dos liberaciones, confiando en que «se pueda jugar» con liberaciones parciales.

Foro es inicialmente el más crítico, al entender que debería replicarse la distribución acordada en 2015. Entonces los tres concejales del PP -tamaño que tiene ahora Foro- cobraban dos salarios completos y uno parcial, al 75%.

La cuantía de estos sueldos variará con respecto a la aprobada hace cuatro años, con un incremento que podría rondar los 3.000 euros. La cantidad se determinará por equivalencias con puestos del organigrama municipal, e inicialmente lo que se plantea es pasar de una nómina similar a la de un director de área (unos 53.000 euros) a la de un director general (56.000). La alcaldesa cobraría «un euro más que el funcionario mejor pagado», esto es, en torno a 65.000 euros anuales. Podemos recuerda que sus concejalas han firmado un código ético por el que solo cobrarán 1.980 euros al mes (el resto lo donan a su partido). Para los gastos de funcionamiento de los grupos se propone como ayuda un fijo mensual de 2.600 euros para todos -ahora son 3.100, y se pretende atender a un grupo más con el mismo coste-, más 314 euros por cada concejal. El PSOE recibirá además el dinero necesario para contratar a cinco técnicos y cuatro administrativos (uno, a media jornada), C's a tres personas y el resto de los grupos para dos personas cada uno.

En las comisiones el PSOE propone tener cuatro representantes, dos para Ciudadanos y uno para el resto. En las fundaciones y el patronato deportivo, el PSOE tendría tres y el resto uno cada uno. El Pleno votará estas medidas a princios de julio.