Gijón

Ocho ultra boys reconocen el ataque en La Folixa y aceptan las penas de prisión

Los ocho procesados, en la sala de vistas de la Audiencia Provincial, en Gijón. / DAMIÁN ARIENZA

Asumen condenas de entre seis meses y tres años y nueve meses de cárcel por agredir a los clientes del pub de Cimavilla en 2018

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

Reconocieron los hechos y llegaron a un acuerdo con la fiscalía para cumplir condenas que van desde los seis meses hasta los tres años y nueve meses de prisión. Los ocho miembros de Ultra Boys que ayer se sentaron en el banquillo de los acusados de la Sección Octava de la Audiencia Provincial por el altercado provocado en el pub La Folixa de Cimavilla asumieron el delito de desórdenes públicos y, en uno de los casos, también el de lesiones.

Queda así acreditada la versión mantenida por la fiscalía, la acusación particular y la acusación popular ejercida por la Liga de Fútbol Profesional, en la que se explicaba que «sobre las 1.30 horas del día 8 de abril de 2018, los acusados, miembros del colectivo de animación del Sporting de Gijón Ultra Boys, accedieron formando parte de un grupo de unas doce personas al citado bar, en la calle Óscar Olavarría, tapando sus caras con capuchas y provistos de objetos contundentes, como barras de hierro, palos y martillos». Sin mediar palabra, proseguían los escritos de las acusaciones, «agredieron indiscriminadamente a las personas que se encontraban celebrando una fiesta organizada por socios del equipo de fútbol Unión Club Ceares, entre ellas la víctima, de 30 años, que fue golpeada en la cabeza con un objeto metálico por uno de los acusados».

El joven sufrió lesiones consistentes en herida incisa en región media de la frente y contusión en región parieto occipital con edema, de las que tardó en curar nueve días, precisando nueve grapas de sutura y le quedó como secuela una cicatriz de 34 milímetros en la parte alta del centro de la región frontal, bajo el área de crecimiento del pelo.

Más información

La autoría de esas lesiones fue ayer reconocida por Illán M. A., también investigado por la agresión sufrida en Fomento en 2017 por Germán Fernández y que en los últimos tiempos ha acumulado otra condena de dos años de prisión por el ataque a un policía nacional fuera de servicio.

En el acuerdo al que llegaron ayer las partes, el representante del ministerio fiscal rebajó la pena para tres de los acusados a los seis meses de prisión por desórdenes públicos al aplicar la atenuante muy cualificada de confesión. Para los otros cuatro mantuvo la pena de un año y de cárcel y para el octavo procesado, un año de cárcel por desórdenes públicos y dos años y nueve meses por el de lesiones.

Concentración de protesta

Debido a la conformidad de los acusados, no se celebró la vista oral prevista durante dos sesiones en la Audiencia Provincial y al que estaban citados numerosos testigos, como los clientes del pub La Folixa en la que tuvo lugar el altercado y los agentes de la Policía Nacional que practicaron las detenciones los días posteriores al ataque.

A las puertas del Palacio de Justicia se concentraron medio centenar de personas para apoyar a la víctima de la agresión y respaldar «a todos los que han tenido la valentía de denunciar la agresión de integrantes de Ultra Boys». Ayer, en Oviedo, otros cuatro radicales del Sporting afrontaron otro juicio por una presunta agresión cometida en la capital en 2015.