«Lo ocurrido en la playa en 2018 nos enseñó mucho, pero ahora solo podemos prevenir»

Vidal Gago, vestido de obra a pie de zanja en El Arbeyal. La excavación está vinculada al pozo de tormentas del oeste. / ARNALDO GARCÍA
Vidal Gago, vestido de obra a pie de zanja en El Arbeyal. La excavación está vinculada al pozo de tormentas del oeste. / ARNALDO GARCÍA

«Reparar la traída de Los Arrudos podría costarnos unos 200.000 euros. Y los pagos a Cadasa para sustituir ese suministro pueden superar esa cifra»

MARCOS MORO GIJÓN.

El ingeniero Vidal Gago (Zamora, 1964) acaba de celebrar este viernes el Día Mundial de Agua bajo el lema 'No dejar a nadie atrás'. Aprovechando esta circunstancia, accede a repasar la actualidad de la que está considerada como la joya de la corona de las empresas municipales.

-¿Existe algún riesgo, por mínimo que sea, de privatización de la empresa de aguas en los próximos años?

-Creo que hay una opinión unánime en todos los grupos políticos de la Corporación en que debe mantenerse el modelo público actual, que se ha demostrado exitoso desde hace más de medio siglo. No veo motivo alguno para cambiar.

-2019 y 2020 van a ser años históricos en materia inversora para la empresa por la coincidencia de las obras de los pozos de tormenta. ¿Peligra la saneada tesorería de la EMA?

-Afortunadamente contamos con una situación financiera envidiable, que nos permitirá acometer ésas y otras obras sin necesidad de acudir a financiación externa.

-¿Cuándo podrán visualizar los gijoneses algunos de los principales hitos en estos dos proyectos?

-La propia configuración de las obras subterráneas las hacen poco visibles. El colector que cruzará el Piles para conectar el colector de Viesques y el de San Nicolás con el nuevo pozo de Hermanos Castro será lo más llamativo, probablemente.

-¿Cuánto tiempo estará cerrada la avenida de El Molinón y cuándo quedará afectado el 'Kilometrín'?

-El nuevo colector se sitúa en el eje de la calle y eso dificulta la apertura al tráfico. Serán varios meses más. Y del 'Kilometrín' sólo le diré que cuando toque que trabajemos afectándolo será por un periodo de tiempo corto. Hemos mantenido ya reuniones también con los técnicos del Patronato por las afecciones a las pruebas deportivas que se desarrollan en ese entorno para coordinarlas con las obras.

-¿Qué les queda ahora mismo para completar el saneamiento y el suministro de agua a la zona rural y en qué plazos lo quieren abordar?

-Se puede decir que la totalidad del concejo está abastecido pero faltan zonas a las que llevar la red de saneamiento. Los núcleos son muy pequeños, pero los hay en Huerces, Cenero, La Pedrera, Serín, parte de Caldones y algún otro. Serán nuestros siguientes objetivos.

-Al margen de los depósitos, ¿qué otras actuaciones destacadas van a afrontar de inmediato o están a punto de concluir?

-Acabamos de terminar las obras de saneamiento de Baldornón y la semana próxima lo harán las de Caldones. El depósito de Lavandera estará en funcionamiento en mayo y a comienzos de verano lo hará el saneamiento de Fano. Son obras que lanzamos el año pasado con un importe de licitación de ocho millones de euros, pero como están alejadas del centro urbano parecen no importar a nadie, salvo a los vecinos de esas parroquias.

-¿Cómo se va a afrontar la reparación de la avería en la traída de Los Arrudos y qué coste tendrá? Esta situación, de perdurar, ¿puede repercutir en que por primera vez haya un déficit en las cuentas de la EMA?

-Estamos trabajando para restituir el servicio desde que argayó el monte que arrastró nuestra conducción. Abrimos un expediente de emergencia para estabilizar la ladera, abrir el camino de acceso, encargar la tubería que colocaremos allí y redactar un proyecto técnico. Ya licitamos las obras que faltan y esperamos las ofertas de los contratistas antes del próximo 1 de abril. En todo ello podemos dejarnos unos 200.000 euros, pero lo peor es que cada día que pasa hemos de sustituir ese suministro comprando agua a Cadasa. Y la cifra a pagar puede llegar a superar la anterior.

-¿Cómo es en este momento el reparto de fuentes de la captación de agua para cubrir el abastecimiento de la ciudad?

-Del propio concejo llega menos del diez por ciento del caudal; de Perancho y Los Arrudos, casi cuatro de cada diez litros; el resto, que supone algo más de la mitad, se la tenemos que comprar al Consorcio.

Tarifas congeladas

-¿Van a adoptar alguna medida en relación con la red de aliviaderos del sistema colector para evitar la alarma que causaron los vertidos a la playa la última temporada de baños?

-Desarrollamos un protocolo de actuaciones en el que participan también la Policía Local, los bomberos y el servicio municipal de medio ambiente. Contamos con un sistema que nos dice qué nivel va alcanzando el colector de La Camocha y en virtud de eso se toman las decisiones necesarias. La experiencia de 2018 nos ha enseñado mucho, pero no nos podemos engañar. Mientras no esté en funcionamiento el nuevo colector de Viesques, conectado al tanque de tormentas del Parque de los Hermanos Castro, solo podemos prevenir y alertar al Ayuntamiento para que decida tomar medidas en cuanto a si la playa debe estar abierta al baño o no.

-Estamos en este momento en 25 céntimos de coste por persona y día para los 139 litros de consumo doméstico de agua per cápita. ¿En qué situación nos deja eso respecto a otras ciudades de nuestro entorno?

-El año pasado el coste ya era ligeramente inferior al de la media de las ciudades españolas de más de cien mil habitantes y además en 2019 las tarifas en Gijón siguen congeladas.

-¿Tienen ya algún dato sobre el estado real del emisario de Aboño?

-Los que hicimos públicos en verano. Ha desaparecido el tramo final, unos 150 metros. Los técnicos del Instituto de Hidráulica de Cantabria, vinculados a la Escuela de Caminos de Santander, están estudiando los aspectos de dilución y de estabilidad de esa infraestructura. Son una referencia mundial en ese campo y somos afortunados de tenerlos tan cerca de aquí. A comienzos de verano empezaremos a tener algunas conclusiones que también haremos llegar a la Confederación y al Principado.

-¿Cuándo volverá a manar el agua en la fuente de la plaza del Carmen?

-No todo lo que es agua en Gijón le corresponde a la EMA. El Ayuntamiento nos pidió que hiciéramos un proyecto para ver si la ponían de nuevo en marcha y ahí concluyó nuestra misión. La fuente está muy deteriorada y habría que impermeabilizar el vaso, adecuar el foso y renovar por completo los equipamientos hidráulicos, mecánicos y eléctricos.

-¿Esperan para este año la legalización de la depuradora del este?

-Lamentablemente no. Es algo que excede el ámbito municipal, incluso el autonómico. Venimos manteniendo reuniones frecuentes con la Confederación que nos informa sobre los pasos, lentos, que se dan. Enviaron en diciembre al ministerio la contestación a las alegaciones del Estudio de Impacto Ambiental. Por otra parte, están los procedimientos judiciales que todos ustedes conocen. Ahora el Supremo ha admitido a trámite la reclamación de los vecinos de la colonia de El Pisón contra la puesta en servicio de los pretratamientos de desarenado y desengrasado que requirieron de mucho trabajo de la EMA para coordinar la vieja 'Plantona' con la nueva instalación.

Temas

Ema, Gijón