La oposición se rebela en el Pleno contra la supresión del Observatorio de la Playa

Jesús Martínez muestra una imagen de la campaña electoral de IU. / JORGE PETEIRO

Los cinco grupos, con apoyo de la federación vecinal, reclaman una «transparencia» que PSOE e IU prometen en el consejo sectorial

IVÁN VILLARGIJÓN.

«Pedimos algo muy sencillo, que es participar. Como llevamos haciendo en nuestros 30 años de historia». La vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV), Maite Martín, fue la encargada de iniciar en el Pleno el debate sobre una propuesta conjunta de todos los partidos de la oposición para dar continuidad a la actividad del Observatorio de la Playa. En concreto la iniciativa instaba al equipo de gobierno a constituir un órgano que mantenga el «mismo espíritu» que el creado en 2013 para analizar el estado del arenal de San Lorenzo y en el que estén representados tanto los grupos municipales como las asociaciones de vecinos y otros «actores de la sociedad civil» vinculados directamente a las playas. Como era previsible, dado que llevaba la firma de cinco partidos que representan a 15 de los 27 concejales, la propuesta salió adelante. «Por primera vez en este mandato, el equipo de gobierno queda en minoría. Esperemos que tomen buena nota», advirtió la portavoz de Podemos-Equo, Yolanda Huergo. El de Foro, Jesús Martínez Salvador, añadía que el acuerdo debía servir como «un aviso a navegantes» para que PSOE e IU «no actúen como si tuvieran mayoría absoluta».

Fue precisamente este último grupo el impulsor de la iniciativa, entre cuyos firmantes destacaba la variedad de colores políticos. «Somos cinco grupos que seguramente no estemos de acuerdo en muchas cosas, pero en lo que respecta a la transparencia y la participación tengan claro que nos juntaremos para que el gobierno no pueda dar carpetazo a los instrumentos que hasta ahora han funcionado», aseguró Martínez Salvador.

José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, señaló que aunque hubiera aspectos del observatorio que «se pueden mejorar», los problemas que se dan en la playa «hacen necesarias la transparencia y la información». Y el portavoz del PP, Alberto López-Asenjo, consideró que «el observatorio es el mejor instrumento en el que nos podemos apoyar» y su supresión «lo que hace es degradar la capacidad participativa». También Eladio de la Concha, de Vox, dijo ver necesario «implicar a todos» en la búsqueda de soluciones. «Hace falta ese observatorio para poner sobre la mesa todas las opiniones y los estudios técnicos».

Todos coincidieron en cualquier caso en que lo de menos es la denominación que se dé a este órgano. «Pónganle el nombre que quieran, pero no vuelvan a repetir faltas de respeto mayúsculas como definirlo como una tertulia», dijo la vicepresidenta de la FAV en referencia a las críticas del concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Aurelio Martín, al modo en el que funcionaba el observatorio.

No vinculante

Pese a la posición unánime y mayoritaria de la oposición, el acuerdo adoptado por el Pleno, que tuvo el voto en contra de PSOE e IU, no es vinculante. Y Aurelio Martín reiteró su intención de que todos los debates en torno a la situación del litoral se remitan al Consejo Sectorial de Medio Ambiente, donde ya están representados tanto los grupos municipales como la federación vecinal. «No entiendo su empeño en reivindicar un instrumento que ha funcionado francamente mal y en el que había muchas diapositivas, pero ni una iniciativa que mi concejalía pueda llevar a cabo», replicó al resto de grupos. Ante las críticas de que en ese consejo sectorial «se habla de la vespa velutina, de la polilla de la patata y de muchas cosas, pero la playa de San Lorenzo es tan importante que necesita tener un órgano propio», prometió que en él «se va a hablar más veces de la playa que en el observatorio».

Martín aseguró que «va a haber más transparencia que nunca, más participación que nunca en todo lo que afecta al Piles y a la playa y un plan de actuación en el río que no tiene precedentes». Añadió que «nunca se había dado tanta información a la ciudadanía sobre el estado de la playa y del río como hasta ahora», poniendo como ejemplo sus intervenciones para presentar los resultados de los análisis sobre la calidad del agua.

Durante el debate, el portavoz de Foro criticó que en la campaña electoral IU utilizara una fotografía de las grandes manchas marrones aparecidas en el litoral en 2018 junto al lema 'La playa de San Lorenzo no puede seguir siendo una cloaca'. «Era una imagen que no necesitaba pie de foto. Pero nosotros no estábamos todas las semanas hablando mal de la playa», respondió Martín al tiempo que defendía la buena calidad de las aguas de baño durante el verano.

Más información