La ORA de Gijón tendrá coches 'chivatos' para detectar infracciones y plazas disponibles en la zona azul

Vehículo de Eysa utilizado para vigilar las áreas de aparcamiento controlado en Oviedo, similar a los que empezarán a prestar servicio de apoyo en 2019 en la zona ORA. / MARIO ROJAS
Vehículo de Eysa utilizado para vigilar las áreas de aparcamiento controlado en Oviedo, similar a los que empezarán a prestar servicio de apoyo en 2019 en la zona ORA. / MARIO ROJAS

La Empresa Mixta de Tráfico asumirá en 2019 el modelo de Oviedo y los vehículos avisarán a los controladores para que ellos tramiten la denuncia

MARCOS MORO GIJÓN.

La Empresa Mixta de Tráfico de Gijón (EMTG) ya tiene definido el modelo para introducir de forma progresiva, a partir del próximo año, vehículos con cámaras lectoras de matrículas en la vigilancia de las áreas de aparcamiento controlado de la ciudad. La sociedad público-privada en la que el Ayuntamiento (40%) comparte accionariado con la empresa Eysa (60%) se mirará en el espejo cercano de Oviedo donde este tipo de coches llevan tiempo operativos y prestan un servicio de apoyo al personal controlador de la ORA, gestionado también por la citada empresa.

El equipo de gobierno, de Foro, se ha comprometido con los trabajadores de la empresa mixta a limitar las funciones de estos vehículos, denominados Eysacar, a dos fundamentales.

Por un lado detectar infracciones de los usuarios de la zona azul, ya que están equipados con tecnología para escanear las matrículas y comprobar de forma instantánea si un coche aparcado ha sacado el tique correspondiente o si ha superado el tiempo de estacionamiento por el que había pagado. Con un simple barrido también pueden averiguar si el conductor estacionado figura en la base de datos donde se hallan todos los poseedores de la tarjeta de residente, para diferenciarlos de los que hacen un uso de la ORA en rotación. Obviamente, para que este sistema de control con Eysacar funcione es necesario un nuevo modelo de parquímetro en el que es imprescindible introducir la matrícula del vehículo para sacar el tique.

La otra función de estos coches: recabar datos sobre la ocupación de las plazas durante su recorrido por las zonas delimitadas de la ORA. Luego estos datos se volcarán en tiempo real, por geoposicionamiento, en paneles informativos distribuidos por la ciudad. En Oviedo, por ejemplo, Eysa los tiene repartidos por cuatro calles e indican a los usuarios mediante tres colores la situación en cada una de las zonas de la ciudad que cuentan con aparcamiento controlado: el rojo avisa de que es difícil aparcar, el amarillo significa dificultad media y el verde es sinónimo de facilidad para estacionar. En Gijón la empresa privada de la ORA se compromete a traer ocho paneles informativos para informar a los usuarios de las plazas disponibles en zona azul. Tanto la alcaldesa, Carmen Moriyón, como el concejal de Seguridad Ciudadana y presidente de la Empresa Mixta de Tráfico, Esteban Aparicio, han garantizado personalmente que estos vehículos tendrán la capacidad sancionadora anulada.

Más información

Esa es la principal diferencia con los 'multamóviles', como el que hace años utilizó la Policía Local para perseguir la doble fila y otras irregularidades relacionadas con el estacionamiento. Con aquel se iniciaba el proceso de sanción de forma automática a partir de las imágenes obtenidas por sus cámaras, pero en cambio estos nuevos vehículos actuarán como 'chivatos'. Tanto si detecta en sus barridos que un vehículo no tiene tique o ha excedido el tiempo, emitirá un aviso a las nuevas PDA de los controladores a pie de toda la vida para que sean ellos los que tramiten la denuncia.

La idea de los responsables de la parte privada de la empresa mixta es empezar a ayudar a los controladores a pie de la ORA con dos de estos vehículos en 2019, que serán híbridos (combinan dos motores, uno de combustión interna y otro eléctrico). No obstante, el compromiso de Eysa es adquirir en total cinco para conseguir un sistema de vigilancia de la zona azul más eficaz y favorecer una mayor rotación de las plazas reguladas.

El edil de Seguridad Ciudadana considera que no da tiempo para que los coches empiecen a operar antes de que concluya el año, porque primero hay que tener ejecutadas infraestructuras -como la revisión de cableados- y parquímetros nuevos.

A este tipo de vehículos también se les conoce por las siglas en inglés ANPR ('automatic number plate recognition') y Eysa, según anuncia en su web, tiene en este momento 40 en funcionamiento en toda España.

Además de en Oviedo, Eysa ha implantado con éxito estos coches en Bilbao, Madrid y San Sebastián.

Todas estas mejoras e innovaciones en el servicio de la ORA tienen que ver con el acuerdo en virtud del cual el pasado julio se aprobó la ampliación hasta el 31 de diciembre de 2032 el contrato con la Empresa Mixta de Tráfico para la regulación del estacionamiento en la vía pública y la retirada y depósito de vehículos. La ampliación va ligada al compromiso de la adjudicataria, en este caso Eysa, de invertir en los próximos años 2.720.461 euros en la renovación de la totalidad de los parquímetros y de los terminales portátiles de los controladores, así como otras inversiones para modernizar la ORA y ofrecer servicios relacionados con una movilidad inteligente.

Según avanzó Aparicio, el próximo jueves 20 la Empresa Mixta de Tráfico reunirá a su consejo de administración para planificar e informar sobre la ejecución de estas inversiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos