Oviedo quedará a 20 minutos en tren con la futura variante de Serín a Llanera

Oviedo quedará a 20 minutos en tren con la futura variante de Serín a Llanera

Lastra firmará «en dos semanas» un protocolo para asumir la ejecución de dos rotondas en Roces a cambio de más obras del ministerio

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

El BOE lo confirmó ayer: el ministerio, de nuevo, licita un estudio informativo para diseñar unas obras que descongestionen la red ferroviaria en su punto crítico, el epicentro que constituye la curva de Villabona. Ofrece 547.162 euros por pasar dos años madurando una variante desde Serín a Lugo de Llanera. No es la primera vez. De hecho, Fomento lleva desde 2006 solicitando análisis para el problema.

Hace cuatro años sacó a información pública un estudio informativo que calculaba que con la variante que ahora se retoma, además de más trenes, ser incrementaría la velocidad entre Gijón y el resto de la red. El recorte de tiempo para los cercanías que salen de Sanz Crespo se estimó en cuatro minutos y 19 segundos. Aplicado a los horarios actuales, dejaría en poco más de 20 minutos el viaje más directo con la capital de la región.

El consejero Fernando Lastra aprovechó su visita ayer al ministerio para conocer los pormenores del estudio informativo a cuya redacción se pueden postular las ingeniarías hasta el 22 de abril. En realidad lo que se pide en el pliego es que se profundice en el trabajo sometido a consulta pública en 2015, pero descartando parte de la actuación que entonces se planeaba.

Se ha caído por ejemplo la duplicación de 5,25 kilómetros de vía entre Nubledo y La Rocica, imprescindible para potenciar los tráficos ferroviarios con Avilés. Fomento ya dispuso de un primer proyecto de ello en 2002, pero ha ido postergando la actuación. La justificación ahora es la oposición vecinal que suscita, especialmente en los barrios de Las Vegas y La Estrada, separados ya por la vía y con viviendas a escasos metros. Esta parte del proyecto tenía un coste estimado en los 49 millones, esfuerzo que ahora se evitará el ministerio en la nueva versión.

Intercambio de «textos»

El encuentro con el director general de Carreteras, Javier Herrero, y con el secretario general de Infraestructuras, José Javier Izquierdo, sirvió también para avanzar en el protocolo con el cual el ministerio y el Principado se repartirán tres actuaciones viarias. «Nos hemos intercambiado los textos y ahora nos remitirán las apreciaciones que en este caso la Dirección General introduce», comentó el consejero Fernando Lastra. La idea es rubricar el documento «en un par de semanas para que le dé el visto bueno el Consejo de Gobierno», dijo.

El pacto obliga al Gobierno regional financiar un nuevo enlace entre la AS-II y la autovía del Cantábrico en Roces. Los semáforos actuales no absorben el tráfico en hora punta «con el consiguiente peligro para el usuario», según reconoce el Principado. Se estima en 2,5 millones el coste de reordenar los flujos con dos glorietas. A cambio Fomento asumirá conectar la 'Y' con la AS-II en el Alto de Robledo, y la unión entre la futura ronde norte de Oviedo con la glorieta de Luis Oliver.