La parcela central del Polígono de Pumarín, otra vez en obras

Un operario, ayer, colocando vallas en la plaza del Polígono que hay que levantar en parte. / CITOULA
Un operario, ayer, colocando vallas en la plaza del Polígono que hay que levantar en parte. / CITOULA

Tanto el hormigón como los adoquines instalados en la plaza hace unos meses «están ya en un estado lamentable», critican los vecinos

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Los operarios y las vallas de obra volvieron ayer a la plaza central del Polígono de Pumarín, situada entre las calles Puerto de Somiedo y Puerto de Leitariegos, para rematar unas obras comenzadas en abril y que, a día de hoy, «son un desastre». Después de las quejas de la asociación de vecinos del barrio, la dirección general de Coordinación de Infraestructuras ha dado un mes de plazo para instalar hormigón pulido y adoquines de mayor calidad en la zona. La obra, aunque no está entregada todavía al Ayuntamiento, presentaba en su acabado final un suelo repleto de gravilla, adoquines irregulares y una iluminación deficiente. «Es una auténtica pena que una obra de más de 100.000 euros tenga que volver a hacerse por falta de seriedad», lamenta el presidente vecinal, Manuel Cañete.

Más allá de la plaza central, los vecinos buscan solución a varias actuaciones comprometidas por el Ayuntamiento que, hasta la fecha, no tienen visos de ser completadas. Una de ellas es la instalación de un centro socio cultural para el barrio, aprobada en los presupuestos participativos de 2016 con una dotación de 50.000 euros. «Hasta ahora nos están dando largas de todo tipo», explica Cañete. La actuación prevista para Clara Ferrer, asimismo, se encuentra paralizada. Para esta zona del barrio estaba proyectada la «colocación de arbolado de humedal en el centro de la parcela salvando las plantas ya existentes». Y, hasta la fecha, «nada de nada».

Circuito ciclista

Sin embargo, uno de los proyectos que más ilusión despertaba entre los vecinos era la recuperación de la pista de ciclismo situada frente al instituto IES nº1. Pese a contar con una comisión de jóvenes expertos en la materia, haber presentado un proyecto solvente y contar con una partida de 60.000 euros, «el tiempo pasa y tenemos miedo de que llegue el final del año y la cosa quede en punto muerto, como ya hemos visto con muchas otras».

Temas

Gijón