«Estábamos perdidos hasta que vimos el bus turístico»

Los turistas observan la Laboral mientras escuchan la información de las audio-guías. / CARLOS MANSO
Los turistas observan la Laboral mientras escuchan la información de las audio-guías. / CARLOS MANSO

La playa de San Lorenzo y la Laboral son los atractivos que se llevan más elogios por parte de los turistas | Multitud de visitantes optan este verano por usar este vehículo para conocer Gijón de una forma «rápida y cómoda»

SENÉN MORÁNGIJÓN.

¿Cómo conocer la ciudad en apenas 50 minutos? La solución lleva a dos palabras: bus turístico. La ciudad apuesta por un medio de transporte descapotable, que estos días estrena nuevo vehículo menos contaminante, que luce diversos vinilos con lugares representativos. «Los turistas salen encantados. Les gusta visitar la Laboral y dicen que tenemos una región muy verde», resalta Cintia Fernández, chófer del bus turístico.

Este medio de transporte tiene salidas cada hora. A las 12 horas, a pleno sol, el bus paró en 'El Fomentín' para recoger a aquellos visitantes que quisieran disfrutar del viaje guiado. Multitud de turistas apuestan por esta opción: «es una manera muy cómoda de ver un poco algunas calles que caminando no conoceríamos. De hecho estábamos bastante perdidos hasta que nos encontramos el bus turístico», asegura Yolanda Carrera.

«Casi cualquier ciudad que sea medianamente grande merece tener un bus de este tipo», señala. Además, a Carrera le resulta «muy interesante el recorrido porque en Galicia la playa no está situada tan cerca del núcleo urbano».

Algunos visitantes, como Javier Castro, lo consideran «una idea perfecta». Este vigués, que pasa unos días con su familia en Gijón, comenta entre risas que lo cogió porque «caminar me da pereza». Castro le da mucha importancia las audioguías que se reparten en el autobús porque «así puedes conocer información sobre los lugares que visitas, sino pasas por delante y no sabes lo que estás viendo».

La mayoría de los turistas presentes en el recorrido son extranjeros, entre los que destacan los ingleses. «Es la primera vez que subimos en un bus turístico y nos parece una gran idea para conocer la ciudad», afirma Christine. Su marido, David, comparte lo dicho y opina que «es una buena idea».

Hay gente que incluso acude al bus sin haber pasado por ningún otro punto de la ciudad. «Solo hemos estado aquí desde que llegamos», reconoce Sam al realizar la visita guiada. El viajero coincide con el resto de personas que optaron por subirse al recalcar que «esta es una buena opción para conocer la ciudad y además es muy cómodo».

El número de usuarios va «aumentando poco a poco», comenta Cintia Fernández. Gijón seguirá apostando durante todo el verano por este medio con el objetivo de satisfacer las necesidades de los turistas que llegan a la ciudad. De momento, la playa de San Lorenzo y la Laboral son los atractivos que se llevan la mayor parte de los elogios.