El Piles, desbordado por el temporal