Un pingüinario «inmersivo» y con vocación didáctica en plena dársena

Mirador subacuático del Bioparc Fuengirola similar al que se instalará en la dársena del Acuario para el nuevo pingüinario. /  E. C.
Mirador subacuático del Bioparc Fuengirola similar al que se instalará en la dársena del Acuario para el nuevo pingüinario. / E. C.

El proyecto más ambicioso del centro contará con varias colonias de este ave y un mirador subacuático

Ó. P. GIJÓN.

Además de las obras indispensables para el mantenimiento del centro, para la nueva empresa gestora del Acuario la nueva joya de la corona ya se presenta clara en el horizonte. Se trata de un pingüinario, totalmente renovado respecto al ya existente, que se situará en la dársena anexa a las instalaciones. En total, 2.000 metros cuadrados de superficie y unos ocho metros de profundidad que hasta ahora no habían sido explotados.

La idea es que en la zona convivan varias colonias de pingüinos, en un ambiente «amplio y relajado», para que así los visitantes puedan contemplar de primera mano el ciclo vital de estas aves. Desde allí, por tanto, se podrá ver su alimentación, juego, nado, reproducción o interacción social. «El visitante saldrá hacia la dársena y podrá ver desde arriba a los pingüinos. Tendrán zona de nidos, de comida e incluso una zona de visión subacuática para contemplarlos nadar», explica Alejandro Beneit, director general del Acuario.

En principio, las variedades que se instalarán en el Acuario serán de Galápagos o, en su defecto, «de alguna otra zona de agua caliente, dado que los de agua fría no soportan las temperaturas de aquí». En la nueva instalación, que está prevista de cara a los próximos cinco años, también habrá cabida para otras especies y numerosa vegetación para recrear un ecosistema «variado» y más cercano al real.

«Garantía de bienestar»

En este espacio, según recoge el pliego de contratación, se «permite recrear el hábitat de estas aves marinas con gran fidelidad y con una garantía clara de bienestar». Algo similar se proyecta en la zona Río Cantábrico, con el segundo gran proyecto que realizará Rain Forest, en esta ocasión para remodelar el hogar de las nutrias. Se buscará replantear el espacio para ganar tierra y agua con el objetivo de mejorar las condiciones de los animales.

 

Fotos

Vídeos