El plan de empleo ofrece 130 plazas menos por la reducción de la subvención regional

El plan de empleo ofrece 130 plazas menos por la reducción de la subvención regional
Aspirantes al plan de empleo de 2018 hacen cola a las puertas del aulario de la Universidad para realizar el examen de peón. / ARNALDO GARCÍA

El Principado otorga a Gijón una ayuda de 2,2 millones de euros frente a los 3,2 del año anterior

IVÁN VILLAR GIJÓN.

La junta de gobierno aprobó ayer las bases del plan local de empleo 2019-2020, que prevén la contratación temporal de 104 personas. Son 130 plazas menos que en la anterior convocatoria, publicada en febrero de 2018, como consecuencia de la reducción de la subvención regional en aproximadamente un millón de euros. Las solicitudes para optar a estos contratos podrán presentarse desde mañana jueves hasta el lunes 28 de enero, inclusive, en cualquiera de los registros del Ayuntamiento de Gijón -Antigua Pescadería, Casa Rosada, centros municipales integrados y registro electrónico-.

El Principado puso en marcha el pasado 4 de octubre la convocatoria de ayudas a los ayuntamientos para la puesta en marcha de planes de empleo, con una dotación de 11,3 millones de euros. Tras analizar las propuestas presentadas por los diferentes consistorios, en diciembre emitió una resolución en la que a Gijón, que había solicitado 5,1 millones de euros, le correspondieron 2.250.000 euros, menos de la mitad de lo que pretendía. Esta cifra representa un 19,8% de los fondos que se pusieron en juego para toda Asturias, «cuando en Gijón viven prácticamente el 29% de los asturianos», criticó el equipo de gobierno municipal en un comunicado. En la anterior convocatoria el Ayuntamiento gijonés había sido beneficiario de 3.282.970 euros, con los que pudo realizar 234 contrataciones, más del doble de las que podrá hacer ahora.

Más

«Entendemos que todos los municipios tienen derecho a recibir recursos para el desarrollo de estos programas de empleo, pero con el 29% de la población y de los parados de Asturias, no parece muy proporcional el dinero recibido. Es uno más de los recortes que llevamos soportando desde 2011», lamentaron en el gobierno municipal. En las bases para el reparto de estas subvenciones entre los concejos se aplica un sistema similar a la Ley D'Hont en los procesos electorales, «buscando garantizar un mínimo a los pequeños municipios». Pero esto hace que el resultado final «sea muy desproporcionado con la realidad del desempleo en la región». De los 73 ayuntamientos que solicitaron ayudas, la cantidad más baja correspondió al de Illano, con 42.000 euros. Si se compara esta cifra con su población (352 vecinos), resulta una media de 119,31 euros por habitante, frente a los 8,27 euros de Gijón. Oviedo, que solicitó 1,9 millones de euros, recibió una cantidad solo 50.000 euros por debajo de esa cifra, que se traduce en 8,40 euros por habitante. Avilés y Siero, los dos siguientes concejos más poblados, no se presentaron a la convocatoria. Esa fue la tónica habitual de muchos municipios durante los últimos años, mientras Gijón mantenía su apuesta por los planes de empleo públicos. Lo hizo a pesar del coste que ha tenido que asumir en indemnizaciones a trabajadores que denunciaban al Ayuntamiento por despido improcedente a la finalización de su contrato o por cobrar un sueldo inferior al de los empleados municipales. Ambas cuestiones fueron solucionadas en las últimas convocatorias tras negociar con el Principado una modificación de las bases que regulan estos planes.

Más dinero por trabajador

Hay otro factor que afecta al número de potenciales beneficiarios del nuevo plan de empleo y es la cuantía máxima con la que el Principado subvenciona cada contrato. Durante muchos años el Ayuntamiento de Gijón pidió que se incrementara porque los 14.000 euros que concedía la Administración regional como pago máximo por trabajador no cubría los costes salariales reales al tener que adecuar el sueldo de este personal al reflejado en el convenio municipal. Al final el Consistorio tenía que compensar la diferencia con cargo a las arcas municipales. Ahora el Principado contempla una subvención de hasta 25.000 euros por trabajador, lo que evita tener que recurrir a fondos locales. La contra, indica el gobierno municipal, es que al no venir acompañado este cambio de una mayor aportación económica el resultado es que el dinero alcanza para menos beneficiarios.

Distribución por cuotas

Por la cuantía concedida, el Ayuntamiento de Gijón está obligado a reservar en el plan de empleo un mínimo de 45 plazas para personas de más de 45 años y 14 para perceptores del salario social básico del Principado. Este último colectivo, de hecho, es el único que podrá optar a la bolsa de empleo para peón de oficios.

En total se prevé un mínimo de 104 contrataciones, de las que 71 corresponden a contratos en prácticas con una duración de un año para titulados en Derecho, Psicología, Magisterio y así hasta un total de 25 disciplinas. 25 de estas plazas serán para mayores de 45 años y seis para personas con discapacidad igual o superior al 33%.

El plan lo completan un mínimo de 33 contrataciones para obra y servicio. Con quienes se presenten a las pruebas para esta modalidad se generarán bolsas de empleo correspondientes a distintas categorías profesionales, de donde se irá tirando en los próximos meses para la ejecución de obras diversas. Una misma persona podrá enlazar varios contratos hasta cubrir una duración aproximada de un año.

 

Fotos

Vídeos