Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda unifamiliar gijonesa

Desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda unifamiliar gijonesa

Las estancias del chalet se habían acondicionado con lámparas de mariposa, ventiladores, transformadores de luz, humidificadores, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución del estupefaciente

EL COMERCIOGijón

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una persona de origen chino de 52 años que estaba al cuidado de una plantación indoor de marihuana en una vivienda unifamiliar de Mareo en Gijón. Las estancias del chalet se habían acondicionado con lámparas de mariposa, ventiladores, transformadores de luz, humidificadores, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución del estupefaciente.

Los agentes iniciaron la investigación en el mes de abril gracias a las informaciones proporcionadas por vecinos de Mareo que ponían de manifiesto el fuerte olor a marihuana que procedía de una de las viviendas ubicadas en la parroquia.

Defraudación eléctrica para enmascarar el excesivo consumo

Los trabajos realizados por los investigadores permitieron descubrir que el suministro eléctrico que abastecía el chalé había sido manipulado, y se había derivado la toma de electricidad hacia la toma general del alumbrado público para evitar que el elevado consumo y la excesiva potencia eléctrica fuera detectada por la compañía suministradora del servicio y por los arrendadores de la casa .

A lo largo de la investigación se pudo descubrir que una mujer de origen chino con antecedentes por tráfico de drogas, había alquilado la vivienda con el único objetivo de convertirla en un invernadero. Al cuidado de la misma había dejado a un compatriota que apenas abandonaba el domicilio y que se dedicaba en exclusividad a las tareas de montaje, supervisión de las instalaciones eléctricas y preparación de los cultivos ilegales.

Los agentes descubrieron que las estancias de la vivienda, en especial el sótano y la planta principal, habían sido desprovistas de los muebles y se habían acondicionado con ventiladores, transformadores de luz y humificadores para el cultivo de plantas de marihuana. Fueron hallados 101 semilleros, 1544 tiestos pequeños para albergar el primer estadio de crecimiento de las plantas y 1184 tiestos grandes para plantas de crecimiento avanzado, también se encontraron 25 sacos de tierra, 17 garrafas de fertilizante y sacos con restos de plantas en proceso de putrefacción.

Tras una minuciosa inspección del chalet y un cobertizo anexo los agentes concluyeron que se estaba preparando una nueva cosecha con más de 1000 plantas de marihuana que pudo ser neutralizada con esta intervención policial. Se estima que la cantidad de fluido eléctrico defraudado para el mantenimiento de este invernadero clandestino asciende a más de 20.000 euros.

En el marco de este operativo policial fue arrestado un hombre de 52 años, de origen chino que se encontraba en el interior de la vivienda. La investigación continúa abierta para la detención de otras personas que podrían ser miembros del mismo grupo y colaborar en las tareas de preparación, cultivo y distribución del estupefaciente. Al detenido, que se encontraba en situación irregular en España, se le incoó un expediente de expulsión del territorio nacional.

La investigación fue realizada por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial con el apoyo operativo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada de Seguridad Ciudadana y soporte técnico de la Brigada de Policía Científica Comisaría de Gijón.