La presidenta de Puertos del Estado, partidaria de la venta de EBHISA

La presidenta de Puertos del Estado, partidaria de la venta de EBHISA
María Ornella Chacón, presidenta de Puertos del Estado. / CELEDONIO

María Ornella Chacón defiende que el puerto solo se encargue de las infraestructuras y pide «cautela» ante una posible bajada de tasas

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La conveniencia de que la Autoridad Portuaria de Gijón venda su paquete accionaria de la terminal granelera de EBHISA es un tema recurrente, sale a la palestra periódicamente y ahora es la nueva presidenta de Puertos del Estado, María Ornella Chacón, quien lo ha puesto sobre la mesa. En una entrevista en 'Transporte XXI' habla explícitamente de este asunto y afirma que «es deseable que eso vaya desapareciendo».

La postura de Chacón en cuanto a la gestión portuaria es clara y defiende que las autoridades portuarias solo «deben mantener las infraestructuras», dejando en manos de las empresas la prestación de los servicios. En su opinión, «debemos conservar la parte pública de los puertos y en ciertos servicios como la seguridad».

El caso es que la Autoridad Portuaria de Gijón es el accionista mayoritario en EBHISA, con el 60% de participación. El resto de los propietarios son ArcelorMittal España, con el 11%; Masaveu Industria, con el 6%; Hidroeléctrica del Cantábrico, con el 6%, y un 10% de autocartera, es decir, acciones adquiridas por la propia empresa.

La Autoridad Portuaria de Gijón ya se había comprometido con Puertos del Estado en 2010 (con José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno), a vender sus acciones en la terminal granelera. En aquel entonces se valoraron en 21 millones de euros. Este compromiso se vio reforzado en marzo de 2012 cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó el Plan de Reestructuración y Racionalización del Sector Público y Fundacional Estatal en el que se instaba al Puerto de Gijón a vender las acciones. Todo ello tenía como objetivo reducir antes de 2014 la deuda de 125 millones que tenía el puerto gijonés. Pero no se llegó a cumplir.

María Ornella Chacón también hizo referencia a otros asuntos destacados, como su oposición a que los puertos puedan ser transferidos a las comunidades autónomas. Y lo fundamenta en que, «cuando un puerto abandona la condición de interés general, significa que ha perdido en teoría previamente su condición estratégica, comercial y económica para el propio Estado. No es deseable», apunta.

Este asunto viene de la mano con la petición de muchos puertos de gozar de mayor autonomía y Chacón asegura que «la libertad total puede ser un problema». Prefiere que Puertos del Estado marque límites a la competencia entre los puertos para que no pierdan mercado y no se generen tensiones en la economía de su entorno. Igualmente, no es partidaria de continuar con una bajada de las tasas portuarias tal y como se ha hecho hasta ahora y apunta que «hablar de rebaja de tasas tiene que hacerse con cautela para mejorar la competitividad y no empeorar la capacidad de los puertos para dar los servicios».

La deuda de La Coruña

Un asunto especialmente sensible en Gijón es la posibilidad de que se llegue a condonar la deuda del puerto de La Coruña, máxime después que el Gobierno de Pedro Sánchez ya aceptara hacerlo con el de Valencia. Con las dársenas coruñesas, Chacón dice que «condonar una deuda es extraer fondos de un sitio para meterlos ahí. Crear un agujero para tapar otro. La pregunta es de dónde los sacaría».

La presidenta de Puertos del Estado sí habla abiertamente de mejorar los préstamos concedidos al puerto de La Coruña, un asunto que «estamos estudiando», pero apunta que «la autoridad portuaria debería hacer una lectura mayor, porque si tenemos un sistema que se autofinancia, es un discurso que no está fundamentado».

Más

 

Fotos

Vídeos