El primer bonito de la temporada alcanza los 16,97 euros el kilo en Gijón