El Principado quiere hacerse con las acciones de la ZALIA y crear una empresa pública

Rubén Marín, Santiago Rodríguez Vega, Laureano Lourido, Ornella Chacón, Fernando Lastra y José Luis Barettino, en El Musel. / DAMIÁN ARIENZA

Deberá aprobar una ley en la Junta General, pues Puertos del Estado solo compromete su respaldo a la zona logística hasta el 31 de diciembre de 2019

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA) centró buena parte de la visita que ayer giró a El Musel la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, en un encuentro en el que participaron el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, los presidentes de las autoridades portuarias de Gijón y de Avilés, Laureano Lourido y Santiago Rodríguez Vega, y los directores de ambos puertos, José Luis Barettino y Rubén Marín, respectivamente. Tras la reunión, Lastra anunció la intención de que la ZALIA pase a ser cien por cien del Principado. En la actualidad cuenta con el 40% de la sociedad, pero soporta el 88% de la deuda y el 70% del aval solidario del crédito participativo de la entidad. El acuerdo se forjó en una reunión celebrada en Madrid el 2 de noviembre, en la que los puertos recibieron autorización para hacer aportaciones por 1,2 millones de euros para que la ZALIA tenga cubiertos sus gastos operativos hasta el 31 de diciembre de 2019.

El consejero explicó que «hay que buscar otras aportaciones públicas para acometer la electrificación de la ZALIA, negociar con el sindicato bancario la modificación de la deuda y coger el ritmo de venta de parcelas». Pero el Principado «tiene el compromiso de convertir la ZALIA en una entidad pública empresarial». En este contexto, la actitud de Puertos del Estado «nos ha dado un respiro, pero lo demás es responsabilidad nuestra», anotó Lastra.

Otras necesidades

Eso quiere decir que Puertos del Estado y, por lo tanto, los puertos de Gijón y de Avilés, se alejan del desarrollo de la zona logística. Ornella Chacón remarcó que «las autoridades portuarias tienen necesidades de inversión interna» e hizo notar que el compromiso del ente público se mantendrá «hasta finales de 2019».

Fernando Lastra recordó que la ZALIA «está diseñada para vender suelo y desarrollar una estrategia de intermodalidad. El objetivo es que tenga viabilidad en relación a sus propios objetivos».

Así, para que en principio el paquete accionarial de los puertos (el de Gijón tiene el 30% y el de Avilés, el 15%) pase a manos del Gobierno regional no sería necesario que este realizara ninguna amortización anticipada del capital del préstamo, pues «en el contrato está reflejada la autorización para adquirir la totalidad de las acciones si el adquiriente es el Principado».

Más

Eso sí, para llevar adelante esta idea es necesario superar un paso importante: «Es un compromiso político que requiere aprobar una ley en la Junta General del Principado y, para ello, tener una mayoría parlamentaria suficiente», explicó Lastra. Todo pasa por «la negociación con los seis grupos parlamentarios ahora o después de las elecciones. Pero las conversaciones ya se han iniciado de manera discreta», adelantó.

El caso es que el Gobierno regional pretende hacer con la ZALIA lo mismo que con Sogepsa, que sean «cien por cien públicas», y Fernando Lastra aseguró que «el Principado está en una situación objetiva para llevar a cabo esta transformación, ya que el contrato del préstamo lo permite sin hacer una amortización anticipada».

Pero quedarían pendientes las participaciones que están en posesión de los ayuntamientos de Gijón (10%) y de Avilés (5%). El primero de ellos ha realizado importantes aportaciones al proyecto, mientras el segundo ya se descolgó hace bastante tiempo.

Síguenos en: