El Principado actuará en Perchera tras la primera fase de la reforma de Cabueñes

El consejero Francisco del Busto junto a los gerentes Miguel Rodríguez (Cabueñes) y Laura García (Jove), y el presidente de la fundación del patronato de Jove, Romualdo Trancho, en los laboratorios. / A. FLÓREZ

El consejero de Sanidad defiende una «solución de futuro» para el centro de salud que, según los vecinos, acumula serias deficiencias. El Principado prevé invertir 2,5 millones

AIDA COLLADO GIJÓN.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, coincidió ayer en que el centro de salud de Perchera -que atiende al Polígono de Pumarín, Nuevo Gijón, Perchera y La Braña- «es un centro antiguo». Pero rechazó las «críticas excesivamente partidistas» sobre la situación del edificio. «Se magnifica, se utilizan cosas de hace dos o cuatro años, se mezclan y, además, existe un problema de oportunismo político», censuró. Por eso, defendió la actuación del Principado, lejos de la de «partidos que se sacan de la manga propuestas de 200.000 o 300.000 euros» -en referencia a las enmienda a las cuentas regionales de Ciudadanos y el PP- y anunció un proyecto, cuya inversión cifró en dos millones y medio de euros, para solucionar de manera definitiva los problemas del centro de salud. «Un proyecto de futuro, porque lo otro sería poner parches», sentenció.

Dará a conocer los detalles a las asociaciones de vecinos en la reunión que la próxima semana mantendrán con la Consejería, pero adelantó que los trabajos permitirán pasar de los 900 metros cuadrados de superficie que en la actualidad tiene el centro de salud a unos 2.200 o 2.300 metros. Esto será posible gracias al traslado de la actividad al edificio de especialidades ubicado a pocos metros.

Más

Eso sí, las obras no se iniciarán hasta que no se haya concluido la primera fase de la reforma del Hospital de Cabueñes. «Será cuando podamos trasladar todas las consultas externas que están desperdigadas por Gijón», informó el consejero, quien quiso recordar que de los catorce millones que los presupuestos dedicarán este año a Sanidad, ocho son para la ciudad.

«Hace una semana que debatí con todos los parlamentarios el presupuesto de Sanidad durante casi cinco horas y nadie presentó ningún problema con Perchera. Nadie lo citó por ninguna parte», reprochó.

Una por una, fue rebatiendo los argumentos esgrimidos por los vecinos, que tildan la situación de «insostenible». Si bien las protestas apuntan a la existencia de goteras que de manera recurrente han provocado daños importantes, del Busto aseguró que hubo una en noviembre de 2017 y un problema de dilatación de la techumbre en junio de 2018 y ambos «fueron arreglados inmediatamente». Habló del agua. Por ser un centro antiguo, explicó, «las tuberías son de hierro galvanizado sanitario, que cumple con todas las especificaciones». Hace unos meses se presentó una queja con respecto a la situación del agua: «Se hizo un estudio físico químico y microbiológico de las aguas y fue rigurosamente normal, las aguas son perfectamente potables», amplió. En cuanto al personal, atribuyó su falta a un hecho puntual al que ya se puso solución y «en estos momentos no hay lista de espera». Sobre la calefacción, señaló que «se cambió en marzo», cuando se instalaron dos bombas nuevas. Y «nosotros no fabricamos ratas», lanzó. «Si las han visto será en el exterior», dijo, y defendió el plan de desratización.

Síguenos en: