El Principado firma por escrito que reordenará el enlace de Roces

En el Alto de Robledo. La 'Y' soporta 56.000 vehículos diarios, parte de los cuales se podrán desviar a la AS-II con el nuevo enlace. /
En el Alto de Robledo. La 'Y' soporta 56.000 vehículos diarios, parte de los cuales se podrán desviar a la AS-II con el nuevo enlace.

Calcula en 2,5 millones el coste de dos glorietas en la intersección de la ronda y la AS-II. El ministerio unirá la autovía con la 'Y'

R. M. GIJÓN.

Antes de quedar en funciones, el lunes que viene, el ministro de Fomento José Luis Ábalos firmó esta semana un protocolo con el consejero de Infraestructuras asturiano, Fernando Lastra. Ambos se reparten en el mismo la ejecución o reordenación de tres enlaces en la región. El Principado asume la financiación de la remodelación del enlace de Roces, punto en el que se encuentran la autovía del Cantábrico (A-8) y la autovía Gijón-Oviedo (AS-II). El documento indica que la consejería elaborará los estudios y proyectos, siendo necesario que pasen el examen y recaben el visto bueno del ministerio, dado que afectan a una infraestructura de titularidad estatal.

En el Plan de Infraestructuras 2015-2030 advertía que Roces «constituye uno de los puntos conflictivos de la red viaria del área central». En las horas punta los semáforos provocan colas cuya longitud amenaza con colapsar la ronda, «con el consiguiente peligro para el usuario». La solución esbozada entonces eran dos rotondas a la misma altura para hacer el tráfico más fluido. Se estimaba en 2,5 millones la actuación y en unos 27.800 los vehículos que cada día se beneficiarían de ello.

El Principado asume esta obra y Fomento hace lo propio con dos. La más relevante es la conexión de la 'Y' con la AS-II a la altura de Robledo, reivindicación histórica del Principado y los camioneros. Además, unirá la futura ronda norte de Oviedo con la glorieta de Luis Oliver.

Temas

Gijón