El Principado inspeccionó en marzo el geriátrico donde murió 'El Xilguerín'

José Manuel González Valdés, en una de sus actuaciones. / E. C.
José Manuel González Valdés, en una de sus actuaciones. / E. C.

La Consejería de Servicios y Derechos Sociales no abrió ningún expediente, pero dice que «colaborará» en la investigación abierta por la Policía Nacional

CHELO TUYA GIJÓN.

El Principado inspeccionó en dos ocasiones el centro geriátrico privado en el que, el pasado viernes, falleció José Manuel González Valdés. Tal y como adelantó EL COMERCIO, el popular cantante de tonada, de 92 años, conocido como 'El Xilguerín', fue encontrado muerto al final de una escalera de incendios de la residencia Lar de Noega. Según las primeras investigaciones, se precipitó por ella atado a su silla de ruedas. El nonagenario tenía demencia senil, necesitaba ayuda para las necesidades básicas de la vida diaria y apenas veía debido a cataratas en ambos ojos.

Desde la Consejería de Servicios y Derechos Sociales se confirmó ayer que el centro, ubicado en Porceyo, con numerosas plazas concertadas con el Principado «fue inspeccionado dos veces. Una en 2016 y otra en marzo de este año». Según el departamento que dirige Pilar Varela, «ambas inspecciones concluyeron sin apertura de procedimientos administrativos por incumplimiento de la normativa vigente».

No obstante, a la vista de las circunstancias que rodean al accidente que acabó con la vida del cantante, Servicios y Derechos Sociales explica que «dado que existe denuncia y apertura de diligencias, se esperará a conocer los resultados de la citada investigación para no interferir en las actuaciones judiciales».

Una investigación que la Policía Nacional tiene aún abierta. Fue la Comisaría de Gijón la que atendió la llamada de la residencia. A las 21 horas del viernes habían descubierto el cuerpo sin vida de 'El Xilguerín' en el fondo de la escalera. El juzgado de guardia ordenó la autopsia del cadáver y, por el momento, la Fiscalía no ha abierto diligencias.

Hora y cuarto en soledad

A los familiares se les explicó que tras la cena, a las 19.45 horas el anciano quedó en su habitación, sentado en la silla de ruedas y sujetado por un arnés. No fue hasta las 21 cuando, al ir a acostarlo, se dieron cuenta de que no estaba. La búsqueda concluyó al encontrarle tirado en el fondo de la escalera.

Una versión que ha indignado a los familiares. La hija de 'El Xilguerín' precisó asistencia psicológica, ya que su padre había sido ingresado en la residencia en enero pasado, después de que empeorara su estado de salud. Su demencia se agravó en los últimos momentos de la vida de su mujer, que falleció víctima de alzhéimer.

Su nieto, Ángel Fernández, fue el encargado de anunciar que la familia se personará en la investigación abierta por el juzgado de guardia, ya que quieren denunciar al centro residencial «por negligencia y desatención». En su opinión, «no es comprensible que a mi abuelo, que apenas veía, no podía ni sujetar un botellín de agua y estaba atado a la silla por su demencia, recorriera solo la distancia entre su habitación y la escalera de incendios por la que se precipitó».

Hora y cuarto de soledad que apena a la familia. «A mi madre le costó ingresarlo en una residencia, pero lo hizo porque su estado necesitaba asistencia profesional». Sin embargo, ahora descubrieron que «por las noches solo había una persona para acostar a todos los enfermos de una planta», lo que hizo que pasara tanto tiempo entre que lo dejaron en la habitación y lo fueron a buscar para acostarlo.

Otra de las preguntas que se hacen los familiares es, «cuánto tiempo estuvo mi abuelo vivo en el suelo, tras la caída. Creemos que ha habido una grave falta de atención. Una negligencia». Un paso que darán esta misma semana, una vez cerrado el duelo público. «Hemos ido a recoger las cenizas de mi abuelo y, cuando esto pase, llevaremos a cabo acciones legales».

Mientras la Consejera de Servicios y Derechos Sociales recuerda que «está a disposición de la autoridades correspondientes para lo que sea preciso en el marco de las actuaciones o investigación que se lleven a cabo», desde el centro se insiste en que «cumplimos la normativa» y muestran su pesar «por lo ocurrido. Toda la comprensión a la familia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos