El Principado presentará a los vecinos el centro para jóvenes inmigrantes en la Casa del Mar

Acceso al nuevo centro para jóvenes inmigrantes, en la Casa del Mar, por el salón de la hospedería de marinos. / DAMIÁN ARIENZA
Acceso al nuevo centro para jóvenes inmigrantes, en la Casa del Mar, por el salón de la hospedería de marinos. / DAMIÁN ARIENZA

«No hay que asociar inmigración con inseguridad. Son personas que tienen definido un proyecto de vida ya», dice González

M. MORO / M. NIETOGIJÓN.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado se reunirá con los vecinos del entorno de la Casa del Mar, La Calzada y El Natahoyo para presentarles y explicarles con detalle el centro que dará acogida a partir de este mes a jóvenes inmigrantes mayores que en su momento han sido 'menas' (menores extranjeros no acompañados). La concejala de Bienestar Social y Derechos, Natalia González, confirmó ayer este extremo a los vecinos para intentar aplacar el malestar por el secretismo que ha rodeado a esta apertura.

La reunión se fijará ya para la próxima semana, estaría presidida por Carlos Manuel Becóniz, director del Instituto Asturiano para la Atención Integral a la Infancia y a las Familias, y también estará presente la Fundación Municipal de Servicios Sociales y se ampliará la invitación a entidades de la zona oeste como Mar de Niebla y el Centro de Iniciativas, Solidaridad y Empleo (CISE).

Al margen del anuncio de esta reunión, la alcaldesa Ana González, a propósito del nuevo proyecto del Principado en la Casa del Mar, defendió ayer que «las personas que son buenas lo son con independencia de donde nazcan, por lo que no se puede prejuzgar a los inmigrantes por su procedencia».

«No hay que asociar inmigración a inseguridad», apuntó en referencia a la residencia que albergará a un total de 16 jóvenes inmigrantes que ya han cumplido la mayoría de edad. Ninguno de ellos puede contar con antecedentes delictivos y gracias a ello compartirán la sexta planta de la Casa del Mar con la actual hospedería de marinos que seguirá dando el mismo servicio.

La regidora socialista puso de relieve que los beneficiarios de este programa «vienen de situaciones personales muy duras» y comparó su coyuntura con los jóvenes de la región que emigran por motivos laborales. «Cuando los jóvenes asturianos tienen que emigrar para buscarse la vida no se dice que se van a convertir por ello en gente mala», subrayó la alcaldesa.

González se refirió además a esta iniciativa como «un programa singular de jóvenes que tienen definido un proyecto de vida ya». Por otro lado, expresó su convencimiento de que «llevarán un seguimiento por parte de la consejería», por lo que pronostica que la experiencia resultará «bien». También afirmó que los vecinos de La Calzada «no tienen por qué sentir inseguridad» y, de hecho, auguró que «van a acoger a estos jóvenes». Reivindicó que en el barrio hay mucha inmigración «y eso no le ha hecho un barrio malo».