Protesta en Pinzales por los cambios de la línea de autobús Gijón-Oviedo

Los vecinos impidieron el paso del autobús Gijón-Oviedo. / E. G.
Los vecinos impidieron el paso del autobús Gijón-Oviedo. / E. G.

Porceyo, Cenero, Pruvia y La Fresneda solicitan a pie de carretera restablecer los anteriores horarios del servicio

EUGENIA GARCÍA PINZALES.

Una decena de vecinos de las parroquias gijonesas de Porceyo y Cenero, así como Pruvia (Llanera) y La Fresneda (Siero) interrumpieron ayer el servicio de dos autobuses de la línea Gijón-Oviedo paradas y obligaron a la compañía ALSA a desviar a un tercer vehículo en protesta por los recientes cambios en los horarios del servicio. Cuando el autobús de las 18.45 horas realizó su parada habitual junto al restaurante El Filandón, en Pinzales, los vecinos -de manera pacífica- impidieron que continuara la ruta y explicaron al conductor sus motivos. «El 1 de enero modificaron los horarios y los autobuses que antes pasaban cada hora pasaron a hacerlo a intervalos irregulares», critica Marta Martínez, presidenta de la asociación San Félix de Porceyo. «No hay quien entienda este nuevo horario», apostilla Consuelo González, presidenta vecinal de Cenero.

Los vecinos enviaron un escrito de protesta al Consorcio de Transportes, que a su vez les remitió a la empresa ALSA, «pero nadie nos da soluciones». Por ello decidieron interrumpir el servicio habitual y llegaron a parar un segundo bus antes de que la intervención de la Guardia Civil restableciera el orden.

Temas

Gijón