«El PSOE está subiendo impuestos por subir y sin mirar antes las arcas públicas»

Fernández Sarasola, durante la entrevista en Canal 10. / C. SANTOS

El líder de Ciudadanos, Fernández Sarasola, dice que las nuevas ordenanzas fiscales «no son ni progresivas ni equitativas»

P. SUÁREZGIJÓN.

Ciudadanos no ve la necesidad de aumentar los impuestos y cree que el actual equipo de gobierno lo ha hecho sin estudios previos que acreditasen su idoneidad. Al menos así lo manifestó ayer su portavoz municipal, José Carlos Fernández Sarasola, durante una entrevista en el programa 'La Lupa', en Canal 10. «Las nuevas ordenanzas fiscales no son ni progresivas ni equitativas. Vuelve a subirse la presión fiscal a los ciudadanos sin mirar antes las arcas públicas y sin estudiar para qué es ese dinero que se va a recaudar. En definitiva, subimos por subir», afirmó el líder de la formación naranja.

Sarasola, que repite como concejal, repasó buena parte de la actualidad gijonesa, con especial hincapié en temas como la sentencia del Tribunal Supremo sobre la depuradora del este o los retrasos en el inicio del plan de vías. «La playa de San Lorenzo, joya de la ciudad, no puede tener la bandera azul por falta de depuración. Hay que conseguir poner en funcionamiento la depuradora», insistió sobre la primera cuestión, a la vez que aventuraba más reveses para la planta de saneamiento, cuya parada provoca el vertido directo al mar de los residuos que generan los 150.000 gijoneses que se concentran en la zona este.

Naval Gijón

Por otro lado, el también concejal de Cs Rubén Pérez anunció ayer que la formación reclamará en la comisión de Urbanismo de este próximo jueves los informes encargados en su momento por Impulsa para la ampliación del Parque Científico Tecnológico y para el desarrollo urbanístico de los terrenos del antiguo astillero de Naval Gijón. Se trata de unos informes en los que se incluía el análisis de casos similares, tanto del entorno nacional como europeo o internacional. Ambos estudios fueron contratados el pasado mes de febrero y deberían haberse finalizado en julio. «No sabemos nada de ellos y no queremos que acaben guardados en un cajón solo porque fueran contratados por el anterior gobierno», señaló el concejal.