El PSOE tiñe del mismo color todos los distritos de Gijón

La candidatura socialista fue la más votada en el 92% de las 364 mesas electorales. Foro logró 18, el PP 8 y Ciudadanos 2En 217 urnas sus papeletas eran más de un tercio del total, y en dos de El Llano y Pumarín superaban la mitad de los votos

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Nueve de nueve. La victoria del domingo de los socialistas tiñó de rojo todos los distritos electorales en los que se divide el censo de Gijón. Fue además con holgura. Sin dejar en ningún caso que la distancia con la segunda fuerza de cada área bajara del 6%, triplicando en varios de ellos el número de votos de sus perseguidores más inmediatos y llegando a acaparar cuatro de cada diez papeletas en feudos históricos que hace cuatro años se habían teñido de morado. Por mesas, cayeron del lado del PSOE el 92%. Y por colegios, todos menos seis.

En el distrito 1, que abarca toda la zona centro e históricamente votaba al centro-derecha -Foro fue la fuerza mayoritaria en 2011 y 2015, y antes lo había sido el PP-, los socialistas han logrado el respaldo del 24% de los votantes, casi una cuarta parte del total. Con 4.395 votos, superó en más de un millar a Foro (3.189), al que siguieron PP (2.934) y Ciudadanos (2.739). Similar cambio del azul al rojo se dio en el distrito 3, que engloba los barrios de La Arena, El Bibio y Viesques. Hace cuatro años, el PSOE quedó a casi 3.000 votos de Foro en esta zona de la ciudad, donde Carmen Moriyón ya se había impuesto también en 2011 y, antes que ella, los candidatos del PP. Anteayer, el 26,2% de los electores dieron su confianza a la candidatura encabezada por Ana González, que sumó 4.671 apoyos frente a los 3.226 cosechados por Álvaro Muñiz. Ciudadanos progresó hasta el tercer puesto, con 2.991 votos, mientras que por la lista del popular Alberto López-Asenjo optaron 2.478 personas.

Otro territorio recuperado por el PSOE fue Cimavilla (distrito 2), cuyos vecinos habían votado mayoritariamente por Foro en 2011 y por Xixón Sí Puede en 2015. El domingo se contaron 366 papeletas con el logo del puño y la rosa (26,5%), seguidas de 267 de la coalición Podemos-Equo y 158 de Ciudadanos. También cayó del lado socialista el distrito 4 (El Natahoyo y Moreda), donde Xixón Sí Puede había acabado hace cuatro años con la histórica supremacía del PSOE. Entonces la formación morada se impuso por apenas medio centenar de votos. Ahora los socialistas respondieron acaparando el 38,8% de los votos. En total, 3.527. Son más del doble de los 1.398 obtenidos por la segunda fuerza, Podemos-Equo, y triplican los 1.036 de la tercera, Ciudadanos.

En 2015 Foro controlaba el centro, el este y la zona rural, y Podemos Cimavilla y El Natahoyo

Picos del 41%

En el resto de territorios urbanos los socialistas mantienen su histórico liderazgo, que ni siquiera perdieron en estos últimos años críticos, arrasando con todos sus oponentes. En la zona oeste (distrito 5) llegaron a rozar el 41% de los votos, mientras Podemos-Equo se quedaba como segunda fuerza con tan solo el 14%. Una ventaja similar obtuvo en los distritos 6, 7 y 8, correspondientes a El Llano, El Polígono, Laviada, Ceares y toda la zona sur, con entre el 38% y el 39,7% del censo en todos ellos.

La zona rural arroja también mayoría socialista, aunque más ajustada. El PSOE obtuvo el 24,6% (3.189), seguido de Foro con el 18,2% (2.358). El partido del actual equipo de gobierno logró ser el más votado en Somió (24,2%, con tan solo 40 votos de ventaja sobre el PP) y en los colegios electorales de Cabueñes, Castiello y Caldones.