Quedan en libertad dos de los tres ultras que estaban en prisión por la agresión de Cimavilla

Los ultras que quedaron en libertad en la primera fase de las investigaciones.
Los ultras que quedaron en libertad en la primera fase de las investigaciones. / DAMIÁN ARIENZA

El juez Jesús Pino, titular del Juzgado de Instrucción número 3, solo mantiene en la cárcel al presunto autor del ataque

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, Jesús Pino, ha dejado en libertad con cargos a dos de los tres ultras que permanecían en la cárcel por su presunta implicación en el ataque ocurrido en un bar de Cimavilla el pasado 8 de abril. Por tanto, tan solo ha ratificado la prisión para el presunto autor de la agresión.

Había sido la titular del juzgado de Instrucción número 5, Ana López Pandiella, que se encontraba de guardia, la que había decretado esta prisión provisional, comunicada y sin fianza, el miércoles 11 de abril para tres de los cinco ultras detenidos durante la primera fase de investigación de los hechos ocurridos en Cimavilla tres días antes.

La investigación policial continuó con la revisión de gran cantidad de grabaciones de cámaras de seguridad del Consistorio, de bares y de entidades bancarias. El objetivo era aportar al juzgado imágenes en las que se viese a los agresores con la cara descubierta. Consideran probado que llevaban ocultas entre sus ropas barras metálicas y martillos y que accedieron al pub de la calle Óscar Olavarría con la intención de agredir a los clientes. Uno de ellos resultó herido con una contusión en la cabeza.

Como consecuencia de estas investigación se detenía y posteriormente se dejaba en libertad a otras tres personas, imponiéndoles a los tres la obligación de comparecer todos los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado, así como la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros del pub de Cimavilla en donde se produjo el altercado la madrugada del 8 de abril.

Esos trabajos policiales deternimaron por tanto que, presuntamente, que fueron ocho las personas «que materialmente accedieron y participaron activamente en la agresión y en los daños cometidos en el bar. «Forman parte del grupo radical Ultra Boys, vinculado al equipo Real Sporting de Gijón», señalaron desde la Comisaría de la Policía Nacional a través de un comunicado. Ahora tan solo uno de ellos permanece en prisión.

Más noticias

 

Fotos

Vídeos