«Queremos más seguridad antes de que haya muertos», claman en El Polígono

«Queremos más seguridad antes de que haya muertos», claman en El Polígono
Punto exacto donde se produjo el accidente, en la calle de la Sierra del Sueve . / JORGE PETEIRO

Los vecinos piden badenes para que los conductores reduzcan la velocidad y un pretil a lo largo de todo el puente

IVÁN OTERO GIJÓN.

Los vecinos de El Polígono de Pumarín lamentan la cantidad de accidentes que se suceden esporádicamente en la calle de la Sierra del Sueve, cuando llega a la altura de la calle Puerto Vegarada, situada justo debajo. «Es una rampa con una curva muy peligrosa dada la velocidad a la que van los coches», asegura el presidente de la asociación de vecinos, Manuel Cañete. Tras el accidente producido el pasado miércoles, los vecinos reclaman mayor protección y una reducción real de la velocidad con la instalación de elementos como badenes. Algo que ya solicitaron formalmente al concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Esteban Aparicio, hace cuatro años, cuando otros dos coches se precipitaron a Puerto Vegarada.

Por aquel entonces, únicamente instalaron un pretil de seguridad en la curva, la parte más alta de la rampa. Manuel Cañete opina que, sin embargo, «esto no evita que los coches sigan cayendo al vacío». Por ello hace hincapié en la necesidad de reducir la velocidad, causante de que los coches terminen precipitándose. Comenta que hay que pensar en una ruta alternativa a esta acera de metro y medio que conecta El Polígono y Nuevo Gijón, porque en ella «te encuentras totalmente vendido». Propone la solución de construir una escalera para evitar que los coches puedan arrollar a los peatones.

Manuel Cañete es también presidente del Foro de Movilidad de Gijón, y afirma que, después de su petición al Ayuntamiento, hay varias propuestas encima de la mesa. Pero teme que «haya un nuevo accidente» antes de que se acondicione la zona. De momento no ha habido muertes, pero el presidente de la asociación de vecinos asegura que «va a haberlas como sigan sin tomarse medidas». «Va a ser lo siguiente», advierte.

«Pudo haber ocurrido una desgracia mayor. Es una zona muy frecuentada por niños»

El lugar del accidente se encuentra justo al lado de los institutos Número 1 y Rosario de Acuña, y del colegio Evaristo Valle. Es una zona muy frecuentada por niños durante el curso académico, por lo que «pudo haber ocurrido una desgracia mayor», explica Cañete. También se tuvo la suerte de que «en el momento en que cayó el coche no pasaba ningún vehículo por debajo», argumenta.

El percance dejó tres heridos, entre los que se encuentra una mujer con graves lesiones en las piernas. Caminaba por la acera en la zona sin guardarraíl cuando fue arrollada por un turismo después de que perdiera el control. Ocurrió cuando este salía de la peligrosa curva en dirección al centro de la ciudad. Acabó precipitándose a la calle paralela que pasa por debajo. A pesar de la altura de tres metros, los dos ocupantes del coche no sufrieron lesiones de consideración.

Manuel Cañete también cuenta que muchos conductores, en esa misma calle, «entran en la vía que da acceso a la avenida Príncipe de Asturias sin hacer la rotonda». Otro acto que atenta contra la seguridad vial.

 

Fotos

Vídeos