«No queremos tener la mejor pista de fútbol de Gijón, solo que la adecenten»

La pancarta colocada el pasado viernes por los padres de los jugadores del CD Montevil. / JORGE PETEIRO
La pancarta colocada el pasado viernes por los padres de los jugadores del CD Montevil. / JORGE PETEIRO

Los miembros del Club Deportivo Montevil y los padres de los jugadores exigen una «reparación inmediata de la cancha»

ÁNGELA RODIL GIJÓN.

Los miembros del CD Montevil se han plantado ante «el desinterés» de las organizaciones para arreglar la pista de fútbol a pesar de existir un proyecto aprobado. «En principio íbamos a empezar la temporada con las obras finalizadas, como mucho se prolongarían hasta una semana después de empezar la liga. Es un desastre, nos dijeron un par de días antes del primer partido en qué pista íbamos a jugar», dice Layla Gutiérrez, madre de un jugador infantil del club y una de las 200 personas que el viernes se concentraron en el campo, pancarta en mano.

La Real Federación de Fútbol del Principado «no la considera apta para el juego». «Las líneas no se ven, hay grietas en medio de la pista y hierba que nace en estas y junto a la portería. Cada vez que un niño se cae se raspa toda la piel. No queremos tener la mejor pista de Gijón, simplemente que la adecenten por seguridad», consideran los padres.

'Las Palmeras' es la pista cedida en la que juegan ahora. Es «medio decente», pero «no hay banquillos, hubo que soldar las porterías... Y lo más preocupante es que los vestuarios están al otro lado de la carretera. Los niños pequeños no pueden estar cruzando sin parar para ir al vestuario. No son conscientes y a veces cruzan sin mirar. Nosotros no somos sibaritas, solo velamos por su seguridad», explica Layla preocupada.

El presidente del club, Paulino Larrondo explica que llevan aproximadamente cuatro años solicitando el arreglo de la pista. «Supuestamente las obras deberían de estar terminadas en septiembre. Estamos hablando sobre todo de niños de entre 4 y 9 años y de mantener su seguridad. Los padres están cansados, no aguantan más», insiste.

El presupuesto del proyecto de renovación de la pista «está valorado en 12.000 euros». Los afectados no piden una nueva construcción, «sino poner en condiciones la que tenemos». Para ello, harán «todo lo posible: protestas, manifestaciones, todo lo que esté en nuestras manos para que nos escuchen», advierten indignados.

 

Fotos

Vídeos