Ratificada la congelación de las tarifas para 2019 por séptimo año consecutivo

El grueso de la oposición reclama cambios para que la edad no sea el único criterio en la aplicación de las bonificaciones

I. VILLAR GIJÓN.

El precio del billete de autobús permanecerá invariable en 2019. La gerencia de EMTUSA defendió ayer la congelación de tarifas por séptimo año consecutivo, «estimando una tendencia de mantenimiento relativamente estable de los precios de los combustibles y observando la eventualidad de un incremento puntual de los ingresos comerciales por el aumento de viajeros», entre otros argumentos. Aunque su propuesta de acuerdo no sumó la mayoría suficiente para ser aprobada (solo tuvo el respaldo de los representantes de Foro, Xixón Sí Puede y federación de vecinos), en la práctica el rechazo a esta medida supone igualmente la prórroga de los precios vigentes durante un año más. Quienes votaron en contra (CC OO) o se abstuvieron (PSOE, PP, IU, Ciudadanos y UGT) lo justificaron en la necesidad de modificar las tarifas con descuentos, para que no se tenga en cuenta la edad como único factor para acceder a ellas, sino también otros como la renta.

Al no haber cambios, después del 1 de enero de 2019 los usuarios de EMTUSA seguirán pagando 1,25 euros por un billete ordinario, 37 euros por un abono mensual, 174 por el semestral y 290, por el anual. A quienes utilicen el bonobús -recargas anticipadas en la Tarjeta Ciudadana y Tarjeta de Transporte- cada viaje les costará 0,82 euros, cantidad que se rebaja a 0,70 para menores de veintiséis años y mayores de 65, y a 0,32 euros para los beneficiarios del bono social. El abono mensual para menores de 26 años y mayores de 65 mantendrá un precio de 30,5 euros. Los turistas que visiten la ciudad podrán utilizar la red de autobuses urbanos sin límite de viajes con la Gijón Card de un día (diez euros), dos días (doce) o tres días (quince). Se mantiene además la gratuidad total para todos los menores de trece años.

Un 'búho' para Somió

Por otra parte, en el consejo de administración se informó de la intención de Prepay de recurrir la sentencia del Juzgado de Primera Instancia que daba la razón a EMTUSA en la rescisión del contrato que le había adjudicado en 2017 a esa empresa para la gestión del servicio de recargas de las tarjetas de autobús en quioscos . «Tras examinar el escrito de apelación, le auguramos pocas posibilidades de éxito», apuntó el gerente de EMTUSA. En este sentido, los consejeros se mostraron favorables a retomar el proceso de contratación de una nueva empresa, que quedó paralizado por el proceso judicial abierto por Prepay.

También se ofrecieron datos de la evolución de viajeros hasta el 31 de agosto. Los 12,4 millones de usuarios registrados en los ocho primeros meses del año representan un incremento del 1,91% con respecto a los 12,1 millones del mismo periodo de 2017. La línea más utilizada es la que une El Cerillero con el Hospital de Cabueñes (L1), con 2,1 millones de viajeros en lo que va de año. Los autobuses nocturnos sumaron 75.312 usuarios, un 1,4% más que en los ocho primeros meses de 2017. Actualmente el servicio de 'búhos' cuenta con cuatro líneas que llegan hasta El Cerillero, Roces, Contrueces y Vega. Vecinos de la zona este reclaman uno que cubra todo el entorno de Somió.