El recinto ferial inicia la obra de su nuevo cierre trasero

Recreación del futuro cierre, que empezará a instalarse a partir de mañana. / E. C.
Recreación del futuro cierre, que empezará a instalarse a partir de mañana. / E. C.

Una pieza de acero diseñada por Jovino Martínez Sierra busca hacer más atractivo el acceso a las oficinas de la Cámara de Comercio

I. V. / M. M.

Mañana dará comienzo la obra de construcción del nuevo cierre perimetral de las dependencias de la Cámara de Comercio hacia la carretera de Somió (Piles-Infanzón). Los trabajos durarán algo mas de tres meses, según señalan fuentes del órgano cameral. La intención de la intervención en este frente, que incluye las entradas al punto limpio de la zona, las oficinas principales de la entidad empresarial y el acceso trasero al recinto ferial Luis Adaro, es darle al espacio un lavado de cara sustituyendo 200 metros lineales de muros y setos por un nuevo cierre metálico.

Su diseño es obra del arquitecto Jovino Martínez Sierra, que ha planteado una «escultura continuada» realizada a partir de una pletina de acero de dos metros de altura y 18 centímetros de espesor en la que se han realizado cortes de diferentes tamaños. Se han tratado de hacer múltiples combinatorias para generar una composición dinámica y contemporánea que, gracias a la separación entre espacios, aportará además transparencia al nuevo cierre.

La colaboración de diferentes empresas asociadas a la Cámara, tanto con la donación de materiales como con la ejecución de los diferentes trabajos necesarios para la construcción de la nueva estructura, ha permitido abaratar de manera importante los costes de una obra que, en condiciones normales, podría precisar de una inversión próxima a los 200.000 euros. Todas la chapas de acero han sido donadas por ArcelorMittal. El Grupo SEM, propiedad del presidente de la Cámara, Félix Baragaño, se ha encargado de la clasificación y tratamiento previo de los materiales cedidos. Oxiplant se ocupó del corte en taller de las piezas metálicas conforme a las indicaciones de los planos.

El montaje de las pletinas y los trabajos de soldadura ha sido asumido por Tuinsa. Y Galvanizados Avilés asumió la tarea de galvanizado de las piezas. Su traslado a las dependencias camerales para iniciar su instalación correrá a cargo de Casintra. Y Fedecor colaborará en la colocación de los nuevos portones. La Cámara de Comercio también ha contado con la colaboración de Morteros de Veguín, Ferropiña, Goyastur, Excade y Disprosol.

Plasmar valores

El arquitecto Jovino Martínez Sierra destaca el carácter estético de la actuación y la idea de que la renovación de fachada recoge los valores y principios de la institución que desde hace décadas gestiona con éxito el recinto ferial por excelencia de Asturias. Esos valores que ha tratado de plasmar en su diseño son los de «dinamismo, transparencia, apertura y permeabilidad». También señala que como punto de partida a la hora de afrontar este proyecto hizo una reflexión que comparten muchos gijoneses. Y no es otra que la entrada principal de la Cámara siempre ha sido tratada como la fachada trasera del ferial. Para el arquitecto, lo interesante de esta actuación es que «se valora como un elemento que pone en valor la carretera de Somió (recientemente reasfaltada), modificando el entorno».

Tras la reforma de estos doscientos metros de la entrada a las oficinas, la Cámara no descarta extender el cierre, con la misma factura y características, a todo el recinto ferial, como una manera de mejorar la imagen exterior de un espacio que cada año visitan cientos de miles de personas.