«Que haya que recoger firmas para que te garanticen la seguridad es muy duro»

Teresa Prada, en el local de la Asociación de Vecinos Alfonso Camín, en La Calzada. / AURELIO FLÓREZ
Teresa Prada, en el local de la Asociación de Vecinos Alfonso Camín, en La Calzada. / AURELIO FLÓREZ

«No estamos aquí para pasear a candidatos que quieren ganar votos. Lo que pedimos lleva años registrado en el Ayuntamiento»

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«Aquí, a levantar banderinas que no vengan». Teresa Prada lo tiene claro. En La Calzada, cuya asociación vecinal preside, el postureo político no es bienvenido. Quien fuera la primera mujer en presidir la Federación de Asociaciones Vecinales (FAV), ha optado, en vista de los problemas que registra el barrio en los últimos años, por la vía pragmática. Y lo deja claro: «Si algún político viene a pasearse por el barrio, que sea para poner en marcha soluciones».

-¿Es La Calzada un barrio inseguro?

-Bueno, ya sabe, últimamente somos conocidos por el barrio de los robos. Hace ya casi cuatro meses que se tenían que haber tomado medidas. Desde la asociación llevamos tiempo reclamando más implicación policial. Entiendo que no haya dinero para tener muchas patrullas en todas las zonas de la ciudad pero, a veces, los uniformes disuaden a la gente a la hora de cometer delitos. La avenida de la Argentina son como mucho 500 metros, no creo que sea demasiado para cubrirla como es necesario. Además, a ciertas horas hay demasiada oscuridad. Eso no ayuda a sentirte seguro.

-A su modo de ver, ¿hace el Ayuntamiento todo lo posible para solucionar el problema con los robos?

-Bueno, robos hay en muchos sitios y yo entiendo que no haya presupuesto para vigilarlo todo. Pero, en este caso, desde septiembre estamos viendo cómo se suceden los robos en un mismo punto de la ciudad, en algunos casos hasta con delito de sangre. Y parece que nadie se percató de ello hasta que salió la asociación de vecinos pidiendo más seguridad en el barrio. Porque, a partir de ahí, sí que salieron todos: la Unión de Comerciantes, los medios de comunicación, los responsables de Seguridad Ciudadana... Al final se intensificó la vigilancia. Que haya que recoger firmas para conseguir algo a lo que tienes derecho es muy duro.

-¿Participaron ustedes en esa recogida de firmas?

-No. A mí lo de llevar la banderina de esa manera no me gusta. Cada uno que haga lo que considere.

-Hablando de banderas, durante los últimos meses muchos políticos se han acercado al barrio prometiendo soluciones. ¿Pura estrategia de precampaña?

-Mire, a la asociación han llamado todos los partidos políticos, pero nuestra posición es clara. De momento, solo vamos a hablar con Foro, que es quien gobierna ahora mismo y son quienes pueden darnos soluciones. Cuando llegue otro, que venga y hablamos. Pero yo, pasear por el barrio a alguien que solo quiere sacar votos, no.

-¿No cree que vayan a ayudarles?

-Todo lo que pedimos lo tenemos registrado en el ayuntamiento. Igual que llevan al Pleno unos temas, podían llevar otros. El problema es que te dicen: 'Si tú no me das, yo no te apruebo esto'. Al final, siempre nos acabamos fastidiando los vecinos. Todos dicen que si ganan las elecciones van a hacer esto y lo otro, pero son cosas que ya llevan años metidas por registro. Prometen y prometen y luego no se acuerdan de nada.

-Usted fue presidenta de la Federación de Vecinos, ¿cuál es ahora su relación con la FAV?

-No existimos para ellos. No nos han solucionado nunca nada y encima les estamos pagando. Mire, por ejemplo, el premio de solidaridad que organizaron. Obligan a todas las asociaciones de vecinos a hacer un donativo para sufragar ese galardón. No tiene sentido. Si das un premio, te buscas la vida, y si no tienes dinero, pues no lo das. Lo de quedar bien a costa de otros, no.

-Sin embargo, es una entidad que ha creado numerosas plataformas para enfrentar los problemas de la ciudad.

-Estamos hartos de plataformas. No es que asociaciones y plataformas sean incompatibles, pero una plataforma surge cuando hay un problema puntual. Si funciona bien, se termina la plataforma. Si funciona mal, lo mismo. Por tanto, los problemas se tienen que plantear o como asociación o como plataforma.

-¿Es por ese motivo por el que la asociación de La Calzada, uno de los barrios más castigados por la contaminación, no está presente en la plataforma surgida a raíz de esta problemática?

-Si tira de hemeroteca verá la cantidad de protestas que hemos organizado desde la asociación por este motivo. La última vez, hicimos un corte por la carretera por donde pasaban los camiones de El Musel. Ahora yo me pregunto: ¿Qué hace la plataforma para solucionar este problema? ¿Qué medidas se han tomado hasta el momento? Arcelor y El Musel siguen contaminando.

-¿Llegará el día en que dejen de hacerlo?

-Lo dudo, pero también es llamativo que seamos los vecinos los que tengamos que solucionar esta historia. ¿Quién firmó los contratos con los empresarios indios? ¿Quién les cedió gratis el terreno? No lo consultaron con ningún ciudadano.

-¿Está en contra de la plataforma contra la contaminación?

-No. Me parece bien que exista, pero el problema es el de siempre. ¿Cuál es la financiación de esta plataforma? Ya se empieza a hablar que para mantenerla hay que aportar dinero. Un dinero que se lo van a pedir a los vecinos y a las asociaciones. Estar en una asociación sin ánimo de lucro y que te vengan diciendo que tienes que aportar para todo lo que surja de repente... ¿Para qué estamos aquí entonces? Cerramos el chiringuito y que siga con ello la plataforma.

-Pero reconozca que sí piensa que, como decía antes, las iniciativas de la FAV son muy «para llevar la banderina».

-Es que es así. Cuando yo planteo un problema y no les interesa, ni caso. En cambio, si lo sacas a los medios de comunicación ya sale Adrián Arias al momento para entrar en el tema.

-¿Cree que Arias tiene afán de protagonismo?

-Yo no tengo nada en su contra, pero me parece un poco oportunista. Dirige una federación en la que todas las asociaciones de vecinos van a pedir algo. El problema es que la FAV depende directamente de la aportación de los barrios, así que cuando no te solucionan nada, cortas y punto. Es lo que hicimos nosotros.

-¿Le ve sentido a la FAV hoy en día?

-No, es lo que le comento. Hoy en día, con las plataformas y el hecho de que todo tiene que funcionar por registro... pierde un poco de sentido.

-¿Cómo valora estos últimos cuatro años de gobierno forista?

-La verdad es que tenemos una relación fluida. Llevábamos años pidiendo un nuevo pozo de tormentas y parece que lo hemos conseguido. El problema es que entre los partidos tienen muchos problemas para sacar acuerdos. Si unos no ceden en un tema, los otros no ceden en el anterior, y así estamos.