El rector apoya la creación de un grado de Bellas Artes y pide «trabajar juntos» en él

El rector Santiago García Granda presidió ayer el Día de la Universidad en la Feria. / DAMIÁN ARIENZA
El rector Santiago García Granda presidió ayer el Día de la Universidad en la Feria. / DAMIÁN ARIENZA

La oposición respalda la apuesta por nuevas titulaciones aunque acusa al gobierno municipal de querer ocultar el «fiasco» del grado de Deportes

LUCÍA R. LORENZOIVÁN VILLARGIJÓN.

«La idea me parece muy buena». El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, se mostró ayer a favor de la implantación en Asturias de un grado de Bellas Artes, después de que la alcaldesa de Gijón, Ana González, adelantara a EL COMERCIO que el Ayuntamiento ya trabaja en un proyecto para poder ofrecer esa titulación en la ciudad. «La iniciativa está muy bien lanzada», dijo el máximo responsable de la institución académica, quien no obstante pidió «canalizarla a través de los mecanismos que tenemos en la Universidad, porque al final las titulaciones las deciden el Consejo de Gobierno, el Consejo Social y el Principado de Asturias». En este sentido, hizo un llamamiento a «trabajar juntos desde el principio», a lo que añadió que «seguramente nosotros tendremos que hacer modificaciones en ese proyecto, por lo que estaría mucho mejor si participamos ya en su elaboración».

García Granda habló en todo momento de «un grado para Asturias», reiterando su postura de que cualquier grado «es de la Universidad de Oviedo y otra cosa es dónde estén ubicadas las instalaciones en las que vaya a llevarse a cabo». Y aunque indicó que «claro que podría estar en Gijón», destacando que en la ciudad «existe un centro de arte muy potente como es LABoral», señaló que «Oviedo también tiene interés». Por ello, y recordando lo ocurrido en torno al grado de Deportes, confió en que «aprendamos de lo estéril de todas estas polémicas» y deseó que «ojalá no disgreguemos nuestras fuerzas y consigamos un buen grado de Artes para Asturias».

El rector añadió que, aunque la Universidad asturiana no está detrás de la propuesta del Ayuntamiento de Gijón, «la recibimos con agrado porque estos estudios son una de las cosas que nos faltan». E indicó que este tipo de titulaciones «es uno de los parámetros por los que se miden las universidades. Cuando salen los rankings sentimos envidia al ver que sale la Universidad de Zaragoza, que tiene el grado de Bellas Artes en Teruel, y nosotros no. Sería un punto más que nos permitiría avanzar un poquito en estas clasificaciones, o por lo menos no caernos».

Desde la oposición los grupos municipales manifestaron su respaldo a cualquier ampliación de la oferta docente del campus gijonés, aunque mostraron dudas sobre la oportunidad de este anuncio. Una de las más críticas a este respecto fue la concejala Ana Isabel Menéndez, de Ciudadanos. «Cuando todo apunta a que el rector, según sus últimas y sorprendentes declaraciones, tiene ya decidido que el grado de Deportes se impartirá en Mieres, parece que la alcaldesa ha encontrado en el grado de Bellas Artes un repuesto que viene a distraernos de manera preventiva de un fracaso anunciado», apuntó.

Evitar repetir errores

La edil aseguró que su grupo municipal «apoyará todo lo que suponga avanzar en iniciativas que favorezcan la formación, la creación cultural y artística, la investigación y la creación de empleo», pero consideró necesario «reflexionar sobre la prudencia de avanzar una 'iniciativa-repuesto' poco reflexionada y abocada a una nueva pugna territorial, antes de conocer si podemos proponer un proyecto bien articulado no solo en la ciudad, sino en la comunidad autónoma». Menéndez recordó que en Avilés existe una Escuela Superior de Arte «con la reivindicación recurrente de convertirse en centro universitario. Y parece que el gobierno municipal ha pensado, para distraernos del fiasco del grado de Deportes, que es el momento de abrir una nueva lucha fratricida. Antes de lanzarnos de nuevo a enarbolar banderas de un malsano localismo convendría que todas las partes se sentaran a analizar las opciones que hay para no incurrir en los mismos errores y cruces de declaraciones de estos meses».

El portavoz municipal de Foro, Jesús Martínez Salvador, señaló que no le constaba «que exista una reivindicación para la creación de ese grado ni que esté dentro de las titulaciones que demanda el Consejo Social de la Universidad de Oviedo». Manifestó además su «sorpresa» tanto por el anuncio de la alcaldesa como por la «pronta respuesta» del rector. «Puede que sea el premio de consolación por no traer a Gijón el grado de Deporte, que es el que verdaderamente demanda la ciudad y el que un acuerdo plenario ordena intentar conseguir».

También Yolanda Huergo cree que «cabe preguntarse si esta propuesta tiene algo que ver con la posibilidad de que Xixón acoja el grado de Deportes». La portavoz de Podemos-Equo aseguró «ver con buenos ojos que se pelee por la ampliación de titulaciones universitarias en la ciudad, que tiene equipamientos excelentes para un grado de las características del de Bellas Artes». Añadió no obstante que «preferiríamos conocer el proyecto y no solo la declaración de intenciones». Sí se pidió «evitar entrar en una nueva polémica entre la Universidad y los municipios de Asturies».

Para Ángeles Fernández-Ahúja, del PP, «todo lo que sea incorporar nuevos grados al campus de Gijón es positivo, pero conviene actuar siempre de un modo ordenado». Recordó que la ciudad todavía está pendiente de los grados de Ingeniería de Datos y de Deportes, pero sobre todo de la construcción de una residencia universitaria, equipamiento cuya ausencia el rector destacó como handicap a la hora de pujar por nuevas titulaciones. «Lo principal es hacer la casa por el suelo, no por el tejado. Y a veces sobran declaraciones públicas y faltan hechos concretos y tangibles».

Una postura similar manifestó el portavoz municipal de Vox, Eladio de la Concha, para quien «lo más necesario a corto plazo es la residencia universitaria». Añadió que aunque «estaría bien» contar con este grado en Gijón, «todo es cuestión de prioridades. Y nos parece precipitado hablar de él cuando seguimos en pleno debate sobre el de Deportes».

Para Aurelio Martín, de IU, el título de Bellas Artes «podría complementar la actual oferta académica y servir para dinamizar el sector creativo de la ciudad. Es una idea a explorar, pero esperaremos a conocer el proyecto, cuando esté redactado, y el parecer de la Universidad».

Más información