La reforma de los Jardines de la Reina, pendiente del informe de Patrimonio

La reforma de los Jardines de la Reina, pendiente del informe de Patrimonio
Estado actual de los Jardines de la Reina. / PALOMA UCHA

El Ayuntamiento remitió «hace días» el proyecto a la Consejería de Cultura para que valore la actuación en una zona que tiene protección integral

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El proyecto de remodelación de los Jardines de la Reina está pendiente del visto bueno de la Consejería de Educación y Culturadel Principado. Así se indicó ayer en el Ayuntamiento de Gijón, después de que Izquierda Unida advirtiera el día anterior que ese espacio goza de protección integral en el Catálogo Urbanístico y que no se había tenido en cuenta en la licitación de la reforma de los jardines que ha emprendido recientemente la Autoridad Portuaria de Gijón.

Pero desde instancias municipales se asegura que sí se ha tenido en cuenta esa circunstancia y que hace varios días que se remitió el mencionado proyecto al Principado para que su Servicio de Patrimonio lo valore y, en su caso, emita el correspondiente informe favorable a la actuación planteada. Es más, adelantan que la Comisión del Catálogo del Ayuntamiento considera que el proyecto pasará dicho trámite sin problemas, ya que opinan que la remodelación se ajusta a las prescripciones legales.

Ahora, aunque el proceso de adjudicación de la obra se encuentra en plena evaluación de las ofertas presentadas por las constructoras Alvargonzález Contratas, Copcisa, Ogensa y Sardalla Española, es necesario esperar hasta que la Consejería de Educación y Cultura traslade su respuesta definitiva sobre el proyecto. Será entonces, con el permiso de Patrimonio en la mano, cuando la Autoridad Portuaria de Gijón pueda adjudicar la obra. Según explicaron a este periódico responsables municipales, «aquí no hay dudas de que está todo correcto» en el proyecto elaborado desde el Servicio de Parques y Jardines.

La Comisión del Catálogo considera que la propuesta pasará el trámite sin problemas

Las dudas sobre este procedimiento fueron dadas a conocer por el portavoz de Izquierda Unida, Aurelio Martín, quien aseguró que «no nos oponemos a la reforma de los Jardines de la Reina, pero se tiene que hacer con un estricto respeto al Catálogo Urbanístico de Gijón, para que no se cree el primer precedente de incumplimiento desde la Administración pública». Martín se apoyó en el historiador Héctor Blanco, quien recordó que estos jardines cuentan con protección integral desde 2010 y aseguró que «se pretende hacer un proyecto de remodelación radical, que arrasaría con el diseño inicial de principios del siglo XX realizado por Pedro Múgica».

La ficha urbanística de este espacio le otorga el nivel uno de protección, el máximo posible. La última actuación que sufrió fue hace 35 años, con motivo de su integración en el Puerto Deportivo. Desde entonces, su estado se ha ido deteriorando y es preciso acometer una rehabilitación en profundidad. La licitación de las obras iniciada por la Autoridad Portuaria de Gijón prevé una duración de los trabajos de cinco meses, si bien las cuatro ofertas presentadas (oscilan entre 303.698 y 264.628 euros) plantean una rebaja de seis semanas. Según el proyecto, se pretende una reforma completa con la renovación de todos los elementos menos «los vegetales más representativos», con los que se prevé respetar «la esencia del diseño inicial de Pedro Múgica, basado en una serie de parterres irregulares que definen la circulación peatonal y las zonas estanciales». También se reubicará el carril bici, separándolo del tránsito peatonal.