El PP regional ratifica la lista de López-Asenjo con el rechazo de Nuevas Generaciones

López-Asenjo, el martes, en la puerta de la sede de Gijón tras la reunión del comité electoral local. / SIMAL
López-Asenjo, el martes, en la puerta de la sede de Gijón tras la reunión del comité electoral local. / SIMAL

La organización juvenil ve como «un menosprecio» que se haya incluido en la candidatura a su anterior secretario general en Gijón, cesado en marzo

IVÁN VILLAR GIJÓN.

La candidatura del PP a las elecciones municipales del 26 de mayo recibió ayer el visto bueno del comité electoral regional del partido en una reunión menos tensa que la vivida la víspera en la sede local de Álvarez Garaya, pero que no estuvo exenta de polémica. El representante de Nuevas Generaciones se ausentó de la reunión para no votar la lista, dejando patente el descontento de la organización juvenil por la inclusión en la misma, en el número 11, de quien fue su secretario general en Gijón, Alejandro Vega, cesado a finales de marzo por unanimidad de su junta local. «De ninguna manera podemos apoyar que forme parte de la candidatura una persona que le ha faltado al respeto a Nuevas Generaciones, nos parece un menosprecio», apuntaron en referencia a unas declaraciones en las que Vega relacionaba su destitución con su apoyo a la candidata regional, Teresa Mallada.

Vega, que aún mantiene su cargo de vicesecretario de Nuevas Generaciones de Asturias, forma parte casi desde el principio del equipo de campaña de Alberto López-Asenjo, a quien ayer agradeció públicamente su inclusión en la lista. «Nuevas Generaciones estará bien representada», destacó en referencia a la presencia también en la candidatura, en el décimo puesto, de Javier Díaz Cienfuegos, vicesecretario de Acción Política de la organización juvenil a nivel local.

Propuesta condicionada

En una propuesta previa a la lista finalmente aprobada, con la que se pretendía lograr el apoyo del sector más próximo al presidente local, el candidato a la Alcaldía incluyó entre los puestos 5 y 8 nombres como los de la abogada Esther Morandeira y los presidentes local y regional de Nuevas Generaciones, el gijonés Andrés Ruiz. Algunas fuentes apuntan a que esa oferta iba condicionada a la dimisión de Mariano Marín, algo que niegan rotundamente desde el entorno de López-Asenjo y que, en cualquier caso, no se llegó a producir. Cuestiones como el malestar de un sector por la presencia de Vega y de Germán Heredia -especialmente por su defensa de la renta social municipal durante su etapa al frente de la Unión de Comerciantes- y las diferencias sobre qué puesto debía ocupar cada uno en la lista hicieron que al final no fuera posible esa candidatura de consenso, aunque sí una que tuvo el apoyo mayoritario tanto del comité electoral local como del regional.

Ayer, superados estos dos trámites, Alberto López-Asenjo defendía que «hemos incorporado los mejores perfiles profesionales, junto a la experiencia de personas muy habituadas a cómo funciona la jerarquía del partido. Se trata de una lista abierta e integradora a la que seguiremos añadiendo talento, pues agradeceremos que cualquiera que no esté en ella siga colaborandoy participando en el desarrollo de un programa que va a ser apasionante».

Agradeció además la «implicación» de la deportista Ángela Pumariega, quien pese a haber anunciado la semana pasada su intención de dar un paso atrás tras la crisis abierta entre el candidato y la dirección local ocupará finalmente el segundo puesto de la lista municipal. «Para mí es un orgullo poder contar con su talento, formación, capacidad y generosidad. Desde el primer momento dijo que quería prestar servicio a esta ciudad que tanto quiere y ha visto que presentamos un proyecto solvente que no se ha alejado de la hoja de ruta que nos habíamos marcado».