Volver a reinar en el Muelle

Panorámica general de los Jardines de la Reina desde el edificio de Femetal. Su aspecto no ha variado desde la década de los setenta del pasado siglo. / FOTOS: CAROLINA SANTOS
Panorámica general de los Jardines de la Reina desde el edificio de Femetal. Su aspecto no ha variado desde la década de los setenta del pasado siglo. / FOTOS: CAROLINA SANTOS

Mañana acaba el plazo de ofertas para la primera reforma en casi 50 años | El proyecto desplaza el carril bici hacia la calzada, elimina el quiosco y crea un gran banco corrido para abrir al público este espacio histórico

MARCOS MORO

La remodelación integral de los Jardines de la Reina se ejecutará en cinco meses y la Autoridad Portuaria quiere ponerse con las obras de forma inmediata. De hecho, mañana vence el plazo para recibir ofertas de empresas constructoras establecido en la licitación, que cuenta con un presupuesto base de 391.634 euros (IVA incluido). La solución que se va a adoptar es fruto de la colaboración del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento con el Puerto gijonés. El proyecto plantea una reforma completa de la zona con la renovación de todos los elementos, salvaguardando la vegetación más representativa como son los grandes ejemplares de palmeras y dracenas y el reloj histórico. La intervención respetará la esencia del diseño inicial del jardinero vasco Pedro Múgica, basado en una serie de parterres irregulares que definen la circulación peatonal y las zonas de descanso. Múgica fue el responsable del ajardinamiento para la Junta del Puerto de este lugar en 1900 con motivo de la visita a la ciudad de la reina María Cristina de Habsburgo con sus hijos, los infantes Alfonso, Mercedes y Teresa.

Más información

La configuración actual de la zona ajardinada data de los años 70 del pasado siglo, uno de los motivos por el que se encuentra muy deteriorada. Una de las grandes novedades de la actuación en ciernes será la colocación de un gran banco corrido de madera de iroko en los parterres que, además de cumplir la normativa de accesibilidad, permitirá transformar todo el espacio en una gran zona de estancia. Actualmente, hay bastante uso en la línea de bancos que hay justo delante del carril bici, pero la gente apenas hace vida dentro de los propios jardines.

Otro de los objetivos de esta intervención integral es el desplazamiento del carril bici hacia la calzada. Un carril bici que discurre actualmente por al zona peatonal sin ningún tipo de delimitación física, únicamente está marcado en el suelo, lo que provoca numerosos conflictos entre peatones y ciclistas, ya que los peatones suelen invadir dicho carril de forma involuntaria cuando van caminando por el paseo. Además, existe una alineación de farolas por el centro del carril bici.

Para corregir esta situación se plantea la reorganización de los espacios de la zona ajardinada para dar cabida al carril bici, separándolo del tránsito peatonal pero garantizando la seguridad de los ciclistas de tal forma que no interfieran con el tránsito de vehículos. Esto implicará a su vez la modificación de los pasos de peatones que comunican los Jardines de la Reina con las principales calles de acceso.

Al tratarse de unas de las zonas más singulares de la ciudad, con casi 120 años de historia, se ha querido resaltar esta singularidad con formas orgánicas mediante el empleo de un pavimento a la portuguesa (combinación de adoquines negros y blancos) que recreará en su diseño las olas del mar que en el pasado ocuparon este espacio. El pliego de licitación establece que dada la particularidad de este pavimento y lo sensible del mismo, ya que una mala ejecución supondría graves problemas de mantenimiento, se exige que sea ejecutado por 'mestres calceteiros' que tengan conocimientos y experiencia en la colocación de este tipo de adoquinado artesanal.

Juego cromático

Las descripción de las obras en el proyecto en licitación destaca que se retirará la estructura del quiosco allí ubicada y se entregará a gestor autorizado de residuos, ya que se encuentra tan deteriorada que no permite su reutilización. Se desinstalará el aseo público y se retirará el buzón de correos junto con banco y papeleras. La fuente cambiará de ubicación.

Otra de las claves para renovar la imagen de los jardines, abrirlos al público y hacer que la zona gane en atractivo será el juego cromático, con fines estéticos, que se conseguirá con la plantación de arbustos rastreros de flor dentro de las jardineras.