Roban un coche, vuelcan y lo dejan tirado en mitad de la carretera

Los bomberos tratan de arrastrar el vehículo para liberar la calzada y reabrir el tráfico. / LUIS SANTIAGO
Los bomberos tratan de arrastrar el vehículo para liberar la calzada y reabrir el tráfico. / LUIS SANTIAGO

La Policía intenta esclarecer las causas del siniestro ocurrido en una recta en Roces, e identificar a sus ocupantes, que huyeron a los pocos minutos

P. SUÁREZGIJÓN.

Ocurrió al filo de la medianoche del miércoles. Un vehículo sufría un aparatoso accidente cuando se disponía a encarar la recta de la calle Alas Pumariño, en el barrio de Roces. El coche quedó completamente dado la vuelta en mitad de la calzada y sus ocupantes huyeron rápidamente del lugar. Fueron testigos presenciales de lo ocurrido y varios vecinos de los edificios cercanos a la zona del accidente quienes alertaron a los servicios de emergencia de lo ocurrido.

Hacia allí se dirigieron inmediatamente varias dotaciones de bomberos y de Policía Local, que se encontraron el vehículo, que en su trayectoria había dañado a otros coches estacionados, atravesado en la calzada. En cuestión de minutos, los bomberos consiguieron arrastrar el coche hacia el borde de la carretera, pudiendo restablecer el tráfico de nuevo.

Tras iniciar la investigación para esclarecer las causas del siniestro, los agentes de Policía repararon en que se trataba de un vehículo robado, por lo que comenzaron la búsqueda de sus ocupantes, punto en el que se encuentra actualmente las pesquisas. Por su parte, los dueños del coche, visiblemente contrariados, llegaron al lugar de los hechos a los pocos minutos de que se notificase el vuelco. Lo aparatoso del accidente llamó la atención de numerosos curiosos.

El siniestro tuvo lugar horas después de que muy cerca del lugar, varias patrullas de Policía se vieran obligadas a intervenir al ser alertados de una fuerte discusión entre dos personas, una de las cuales había amenazado con bajar de su casa con un cuchillo. A su llegada, los agentes pudieron comprobar que uno de los participantes en la riña formaba parte del grupo de usuarios del Albergue Covadonga que el día anterior había intentado atacar a varios policías, motivo por el que fue detenido y pasó la noche en los calabozos de la Comisaría.

Por todo ello, los agentes procedieron de nuevo a su detención. Según afirmaron los vecinos de la zona, se trata de una persona conocida en el barrio por su conflictividad, que le ha llevado a protagonizar numerosos altercados.