Roban seis veces en menos de un mes en el mismo quiosco de Gijón

Desperfectos causados por los ladrones tras uno de los robos. / E. C.
Desperfectos causados por los ladrones tras uno de los robos. / E. C.

«Estamos desesperados, venimos todas las mañanas pensando en si encontraremos otra vez la luna destrozada», lamenta el propietario

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

Seis robos en menos de un mes. Un quiosco ubicado en la calle de Anselmo Solar, en Viesques, se ha convertido en diana de los ladrones, para lamento del propietario, que se muestra «desesperado» y asegura que estudia la posibilidad de «dormir en el local para espantar a los cacos».

En las últimas semanas ha sufrido tres robos consumados y otros tres intentos infructuosos. Lo que sí parece claro es que los delincuentes han puesto el ojo en este pequeño negocio. «Estamos desesperados, venimos todas las mañanas pensando en si encontraremos otra vez la luna destrozada», señala el dueño, Juan Ramón Salvador.

El modus operandi es siempre el mismo: actúan de madrugada, levantan una tapa de metal del registro del agua de la calle y fracturan la luna. «La última vez se llevaron por delante incluso parte de la pared, no se les pone nada por delante», explica el quiosquero.

Cuantiosos daños

En el primer robo los delincuentes se apoderaron de la recaudación de la caja registradora -unos trescientos euros-, el segundo se llevaron unos 90 euros que tenían y la última, la madrugada del sábado, provocaron cuantiosos destrozos, pero no se llevaron dinero alguno. «Ya no dejamos nada», apunta el propietario del quiosco, quien añade: «Esta última vez ya no di ni parte al seguro porque no me van a tomar en serio y todavía me van a acabar echando...».

La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para identificar a los autores de los reiterados robos. «No es un hecho aislado, han entrado en otros negocios en el barrio, la gente tiene hasta miedo, sobre todo gente que abre el negocio de madrugada y camina sola por la calle», dice Juan Ramón Salvador, quien considera que «la solución pasa por una mayor presencia de la Policía vigilando el barrio por la noche, Anselmo Solar es una vía de entrada y salida de la ciudad, de mucho paso».

Los agentes de la Brigada de la Policía Científica de la Comisaría de Gijón inspeccionaron minuciosamente el local del quiosco en busca de pruebas y huellas que ayuden a identificar y detener a los ladrones y llevar de nuevo la tranquilidad al barrio residencial de Viesques.