«Nos dejaron la casa patas arriba. Es normal que tengamos miedo»

Una de las afectadas muestra los destrozos que los ladrones han causado en su domicilio. / FOTOS: A. GARCÍA
Una de las afectadas muestra los destrozos que los ladrones han causado en su domicilio. / FOTOS: A. GARCÍA

Los vecinos de la calle Quevedo a quienes robaron el domingo creen que se trataba de un grupo «organizado, que controló el edificio antes de actuar»

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«Tenían muy estudiado las viviendas en las que no había nadie dentro a esa hora». Los vecinos del bloque número 49 de la calle Quevedo, en El Coto, están convencidos de que los robos que sufrieron durante la tarde del domingo en su domicilio no fueron una mera casualidad. «Fueron a por cuatro viviendas concretas, dos segundos y dos terceros. Está claro que son gente organizada y que controlaron las persianas y las mirillas antes de actuar», insiste Primitivo Dindurra, padre de uno de los inquilinos que al regresar a su domicilio el domingo por la tarde se encontró un auténtico caos en el interior de inmueble.

«Forzaron la cerradura de una manera brutal. Se la llevaron de cuajo. Luego revolvieron todo en busca de dinero y joyas. Volcaron todos los cajones, levantaron las camas... El piso quedó patas arriba», relata sobre un incidente que generado temor entre los vecinos. «Por un lado, piensas que en una casa en la que robaron no van a volver a robar. Pero mientras estén libres es normal que tengamos miedo», reconocía otro de los afectados, quien no obstante hace una llamada a la tranquilidad. «Tampoco hay que volverse locos y llenar el edificio de alarmas. Son cosas aisladas».

Pese al desorden causado en los inmuebles, los vecinos aseguran que el botín recaudado por los ladrones fue cuanto menos escaso. «Tenían muy claro a por lo que venían pero no lo encontraron. Que sepamos, se han llevado una mochila y unas latas de Coca-Cola. No hemos echado en falta nada más», afirmaba otro de los afectados.

«No descartamos nada»

La Policía Nacional ya investiga lo sucedido. Ayer, agentes de la departamento científico se trasladaron hasta el edificio para analizar las cerraduras y recabar la mayor cantidad de pruebas posibles. «Este tipo de delincuentes actúan todos de forma parecida, por lo que no descartamos ninguna posibilidad», afirmaban desde la Comisaría, preguntados por si estos robos podían estar relacionados con los acontecidos en agosto en el vecino barrio de Viesques.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos