«Los robots ayudan a los niños a crear comunidades y a ser más libres»

Pablo Rubio muestra sus 'escornabots', robots educativos. / P. UCHA
Pablo Rubio muestra sus 'escornabots', robots educativos. / P. UCHA

Pablo Rubio Inventor tecnológicoPresentará sus androides educativos en la Cumbre de Industria y Tecnología

MARLA NIETO GIJÓN.

A Pablo Rubio (Zaragoza, 1983) siempre le gustó «cacharrear», pero estudió un Formación Profesional como Administrativo, profesión a la que se dedica además de a pilotar drones y fabricar tecnología en su tiempo libre. Es uno de los participantes en la Cumbre de Industria y Tecnología (Citech), que se celebra los días 28, 29 y 30. Este 'maker' (inventor tecnológico) impartirá el taller 'Pon un escornabot en tu vida'.

-¿Qué son los 'escornabots'?

-Son robots que influyen en la educación de los niños creado en la asociación Bricolabs por Tucho, Rafa y Xoan y yo me incorporé después. A través de su mecanismo, que consiste en unos botones que llevan al robot hacia una dirección, ellos los programan. Se pueden realizar un sinfín de actividades para desarrollar su aprendizaje, pues el niño comprende el funcionamiento de los robots y al final resulta una excusa didáctica amena y divertida.

«No me lucro de mis inventos ya que no los considero productos, sino proyectos»

-¿Siempre le interesó el mundo 'maker'?

-No. Siempre me gustó cacharrear, pero soy administrativo y me dedico a ello. Empecé pilotando drones y ahí fue cuando arrancó mi curiosidad. Hice un máster sobre ello y sobre impresión 3D y ya después empecé a crear los 'escornabots' con los miembros de la Asociación Bricolabs, de Galicia.

-Pero no los venden...

-Para mí estos inventos no son productos, sino proyectos. Explicamos a través de enlaces por Internet cómo crear 'escornabots' desde casa de forma asequible y accesible. No los vendemos. Algunas empresas se lucran y nosotros les animamos a que lo hagan, de hecho hasta publicamos la web de las mismas. Siempre y cuando mencionen de quién es la idea original, nos parece bien.

-¿Tiene otros proyectos en mente para el futuro?

-Siempre relacionados con los 'escornabots'. Por ejemplo, desde la idea principal de estos robots, creamos otros para niños sordos y ciegos. También desarrollamos un repositorio de material para profesores con la idea de que puedan descargar actividades para luego hacer con robots durante las clases.

-¿Cuáles son sus beneficios?

-Sobre todo, que ponen en contacto a las personas y, además, hacen a los niños más libres e independientes ya que conocen todos los componentes. Luego ya solo tienen que dejar volar su imaginación. Cabe destacar el hecho de que haya un fácil acceso a los materiales que se necesitan para crearlos.

-¿Y los aspectos negativos?

-Funciona con pilas no recargables. También hay que tener en cuenta que los robots se desmontan, pero yo eso lo veo hasta divertido, el tener que construirlos de nuevo desde el principio.