El Rosario Acuña organiza una paraguada para reclamar una pista cubierta

M. NIETO GIJÓN.

El Instituto de Educación Secundaria Rosario Acuña asegura «llevar veintiocho años esperando por una pista cubierta» para su centro. El pasado curso alcanzaron un acuerdo con la Administración asturiana para la construcción del mismo pero, dicen, «un año después las cosas siguen igual, no se ha visto ningún movimiento y hemos pasado otra promoción más en las mismas condiciones».

El claustro de profesores ha tomado cartas en el asunto porque creen haber sido «demasiado pacientes y respetuosos, pero la dignidad del trabajo y de las instituciones públicas nos obliga a salir a la calle». Por ello han organizado una concentración con forma de paraguada que tendrá lugar el próximo día 21 de mayo, a las 11 horas, en las inmediaciones del instituto con el objetivo único de «exigir a la administración el cumplimiento de su promesa».

Después de más de veinte años de reivindicación, «los alumnos siguen sin poder salir el recreo en los días de lluvia, se tienen que quedar en clase, y las clases de educación física se limitan al pabellón interior pues cuando hay mal tiempo no pueden darse en las pistas del centro debido a que no existe ninguna manera de cubrirse de la lluvia». El centro pide que «por fin se nos escuche y se lleve a cabo el proyecto, no es algo que suponga un coste tan elevado para todo el tiempo que llevamos esperando».

Desde la parte docente, en acuerdo con las familias del alumnado, reclaman «unas instalaciones educativas públicas de calidad».