Los sabios diseñan el Grupo del futuro

Miembros de la Asociación de Veteranos y la directiva del Grupo, junto al busto de Jesús Revuelta. / JOAQUÍN PAÑEDA
Miembros de la Asociación de Veteranos y la directiva del Grupo, junto al busto de Jesús Revuelta. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los grupistas veteranos asesoran a la directiva con su experiencia y conocimientos para contribuir al porvenir de la entidad deportiva

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Atesoran en sus carteras carnés con números de uno, dos y tres dígitos que sin importar las canas siguen luciendo con orgullo a la puerta de la entidad deportiva. Una que ya supera los 40.000 socios pero no olvida a los primeros que la convirtieron en referente del deporte nacional.

La Asociación de Veteranos del Real Grupo de Cultura Covadonga celebró ayer su reunión anual, que comenzó -como es habitual- con el sentido recuerdo de los amigos que ya se han ido. Así, honraron la memoria de Amador Varela Vaquero (socio número 32), José Nosti Mayor (57), José María Camacho Cortezón (187), Malaquías Morales Suárez (29) y Miguel Montes Busto (61). El párroco de la Asunción, Eduardo Jiménez, ofreció un responso en su memoria junto al busto de Jesús Revuelta, presidente de la entidad fallecido en un accidente en 1972. Dando las gracias, invitó a superar la «pena y el desaliento de la pérdida con el recuerdo y la satisfacción de haber compartido momentos con ellos». Tras el homenaje a sus socios, los grupistas decidieron honrar al sacerdote «por el tiempo y el cariño dedicado a esta gran familia de la que forma parte» haciéndole entrega de una placa que Jiménez recibió con sorpresa. «Cuando el Grupo llame, mi puerta estará siempre abierta», prometió.

También los veteranos escucharon palabras de reconocimiento del presidente de la entidad, Antonio Corripio. «Sois un faro para nosotros», señaló, antes de reconocer que «estamos obligados a seguir vuestro legado, la huella que habéis dejado». Y aseguró que «nadie como vosotros sabe lo que es el Grupo». «Lo habéis construido para nosotros y es nuestro compromiso mantenerlo», incidió. En ese sentido, destacó el asesoramiento que la directiva recibe de los 'abuelos' «para crear un Grupo del que todos nos sintamos orgullosos».

En los estatutos de la entidad deportiva se recoge que la Asociación de Veteranos, integrada por los doscientos socios más antiguos, será informada y se le pedirá opinión no vinculante para aquellos asuntos de máximo interés para el bien del Club. «Somos como un senado», bromeó Lisardo Argüelles, presidente de los veteranos. Así, su «experiencia y amor por el Grupo» se integra en las iniciativas de la directiva. «Juntos, estamos pensando no solo el Grupo actual, sino el de dentro de treinta años».

Socios distinguidos

Después de varios años ausente de la cita, el 'Orfeón' cerró el acto con una actuación que finalizó con el 'Asturias, patria querida'. Los socios realizaron la tradicional visita a las instalaciones guiada por el propio presidente y tras la inspección se trasladaron al restaurante La Salgar, donde compartieron mesa. A los postres, fue el momento de la entrega de las insignias a los socios distinguidos, Faustino Medio Vozmediano, con carné número 54, y José Carlos González Martínez, el 119.

Más información