Saldo acumulable y pago con tarjeta

Los gijoneses tendrán que acostumbrarse, y rápido, a un sistema que de entrada parece engorroso, pero que ofrece ventajas. En caso de coger el vehículo antes de haber consumido el saldo, el importe sobrante queda guardado, asociado a la matrícula. Cuando el usuario vuelva a marcarla, el parquímetro le indicará el saldo del que dispone. Y si el conductor se olvida de colocar el tique en el salpicadero, con el nuevo sistema, al comprobar la matrícula, marcará que tiene pagado el servicio.

Eso sí, se acabó lo de dar el tique a otro conductor cuando no se haya consumido el saldo. El cambio de modelo requerirá de nuevos parquímetros, cuya instalación se prevé acometer entre octubre y noviembre. Será necesaria la renovación de en torno a 190. Y se podrá pagar con tarjeta bancaria y con la de prepago de proximidad recargable. Seguirán permitiendo la anulación de denuncias y sanciones por exceso de tiempo de manera inmediata con la introducción del código de anulación que figurará en el aviso de denuncia. Todos los parquímetros estarán centralizados, lo que facilitará la resolución de incidencias y averías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos