«Ya hay una salida del túnel para la depuradora del este», asegura la alcaldesa

Hugo Morán y Ana González, esta mañana en el Ayuntamiento de Gijón./J. C. Tuero
Hugo Morán y Ana González, esta mañana en el Ayuntamiento de Gijón. / J. C. Tuero

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, anuncia que este mes se contratará el último informe que falta para la declaración de impacto ambiental

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

«Ya hay una salida del túnel para la situación de la depuradora del este», destacó esta mañana la alcaldesa de Gijón, Ana González, tras mantener en el Ayuntamiento una reunión «muy provechosa» con el secretario de Estado de Medio Ambiente, el asturiano Hugo Morán. El representante ministerial anunció que el próximo lunes se realizará la apertura de ofertas para la redacción de un estudio sobre ruidos que se debe añadir al informe de la nueva declaración de impacto ambiental como consecuencia de un reciente cambio normativo. Ese documento tiene un plazo de redacción de un mes. «Y esperamos una vez se incorpore a la declaración de impacto dar con ello una respuesta adecuada al cumplimiento estricto de la sentencia que cuestionaba la ausencia de un trámite procedimental concreto, y que Gijón pueda ver solventado así un problema medioambiental».

Una vez esté completado todo el informe deberá remitirse a la admninistración de Justicia, quien tendrá la última palabra para la entrada en servicio de la estación depuradora. Y aunque ni Morán ni González se atrevieron a hablar de plazos, la alcaldesa confió en que su puesta en marcha llegue «en el menor tiempo posible». Aparte de este trámite administrativo que permita su legalización, la instalación aún precisa de una inversión adicional de tres millones de euros para elementos «que tienen que ver más que nada con la estética». El secretario de Estado mencionó entre ellos «el adecentamiento de las zonas de entrada y salida, la instalación de escaleras, la dotación de barandillas y cuestiones de amueblamiento». Ya se está trabajando en los proyectos para la ejecución de estos trabajos y Morán indicó que en ningún caso «cabe un funcionamiento parcial de las instalaciones».

Más información

Con respecto a la sanción impuesta a España por la Unión Europea por el deficiente tratamiento de aguas residuales en nueve núcleos urbanos, el secretario de Estado indicó que una de las instalaciones exigidas por el gobierno comunitario «ya está en servicio y certificada», lo que ha permitido rebajar parcialmente el importe de la multa, que se paga con carácter semestral. Morán confió en que la entrada en servicio de la depuradora de El Pisón «pueda servir también para aminorar la sanción en un importe que puede estar entre los 500.000 o 600.000 euros».