Samoa invertirá dos millones en una parcela municipal para ampliar sus instalaciones en Gijón

La parcela municipal que el Ayuntamiento de Gijón saca a la venta está junto a las instalaciones de Samoa, en Porceyo. / JOAQUÍN PAÑEDA
La parcela municipal que el Ayuntamiento de Gijón saca a la venta está junto a las instalaciones de Samoa, en Porceyo. / JOAQUÍN PAÑEDA

Se trata de 16.786 metros cuadrados en Porceyo en los que la empresa prevé construir una nueva área de fabricación y un laboratorio

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.

El interés mostrado por la firma Samoa Industrial por una parcela de titularidad municipal para poder acometer la ampliación de sus instalaciones ha hecho que el Ayuntamiento de Gijón haya decidido sacar a licitación la venta de esos terrenos, pero con unas condiciones claramente marcadas para que sea dicha industria gijonesa, que tiene sus dependencias en Casares-Porceyo, la que se haga con la propiedad. Se trata de una parcela con una superficie de 16.786 metros cuadrados ubicada en Hoya de Casares y que linda con Samoa Industrial y con un viario público. Un asunto que habrán de tener en cuenta los futuros propietarios es que por esa zona pasa un colector de evacuación de aguas pluviales de la Empresa Municipal de Aguas (EMA), que está a una profundidad de más de cuatro metros y medio.

El tipo de licitación para la venta de los terrenos es de 1.969.186,78 euros más el IVA y el Plan General de Ordenación (PGO) refleja que tiene un uso industrial. La licitación será al alza, pero no se espera que se presente otro postor que no sea Samoa Industrial. Esta operación ha sido propuesta por el Centro Municipal de Empresas, dado el interés mostrado por la empresa gijonesa, para «dar respuesta a las necesidades de proyectos empresariales de nueva creación o de ampliación de las existentes de tamaño medio-grande». De ahí que las condiciones de esta licitación marquen unas pautas de las empresas que se pueden presentar y que, entre otras cuestiones, indican que deben ser «de tamaño medio-grande, acrediten su actividad industrial, cuenten con un volumen de negocio anual superior a los 25 millones de euros y cuenten con una plantilla media igual o superior a los 200 trabajadores».

Esta parcela es de especial interés para Samoa Industrial porque ha elaborado un proyecto que incluye la ampliación de sus instalaciones para generar, entre otras inversiones, una nueva área de fabricación y montaje de productos de alta prestación y otra de laboratorio con orientación exclusiva hacia los productos electrónicos de nueva gama. Este proyecto cuenta con el respaldo del Instituto de Desarrollo Empresarial del Principado de Asturias (IDEPA) a través de su programa de apoyo a proyectos de empresas tractoras de especial interés cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Inversiones municipales

Esta operación de venta lleva meses gestándose. Ya el anterior equipo de gobierno, de Foro, contaba con esta importante inyección económica que preveía destinar a inversiones. En su momento, lo había anunciado como ingresos por la venta de patrimonio de suelo, pero sin concretar más datos sobre de qué terrenos se trataba, quién era el comprador ni para qué se iba a destinar la parcela.

Ahora, ya se ha desvelado que esta parcela de 16.786 metros cuadrados tendrá una superficie edificable de 15.107,56 y solo se podrá destinar a uso productivo y edificación industrial. El inmueble que se levante deberá estar retirado de los linderos laterales un mínimo de tres metros y su altura máxima hasta la cornisa será de doce metros y a la coronación del edificio, de quince.

Samoa Industrial, fundada en 1958, es una de las empresas más destacadas de Gijón. Líder europeo en equipamiento para la manipulación y gestión de fluidos y uno de los más importantes del sector en el mundo, tiene filiales en Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos, cuenta con 26 empresas y está presente en más de cien países a través de una gran red de distribución. Además, la firma diseña, desarrolla, fabrica y distribuye sus propios productos, como pueden ser bombas neumáticas, contadores volumétricos y componentes electrónicos para sistemas de gestión de fluidos, entre otros.

El plazo para las presentación de ofertas para concurrir a la compra de esta parcela termina el próximo 20 de agosto a las 17 horas. La apertura de los sobres tendrá lugar el día 22, a las diez de la mañana.