Sanidad da marcha atrás en el cierre de centros de salud en horario de tarde en Gijón

La secretaria de la FAV, Covadonga Lobato, Adrián Arias y la responsable de la vocalía de la mujer, María José Cuervo, durante la reunión mantenida con la Junta Directiva de la entidad vecinal. /JOAQUÍN PAÑEDA
La secretaria de la FAV, Covadonga Lobato, Adrián Arias y la responsable de la vocalía de la mujer, María José Cuervo, durante la reunión mantenida con la Junta Directiva de la entidad vecinal. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los responsables han decidido, después de reunirse con los vecinos, no llevar adelante la propuesta de la reorganización temporal

EUGENIA GARCÍA

Sanidad ha retirado su propuesta de cerrar en época estival varios centros de salud gijoneses en horario de tarde. Ante la presión vecinal, y tras mantener una reunión con los coordinadores de los centros de salud, el gerente del área sanitaria V, Miguel Rodríguez, ha anunciado que la Consejería dará marcha atrás y mantendrá abiertos los siete centros de salud cuyo cierre vespertino había planteado. «Lo asumo como un fracaso personal», admitió Rodríguez a EL COMERCIO.

La oposición vecinal al cierre de los dispositivos de El Natahoyo, Severo Ochoa, Contrueces, El Coto, Laviada, Perchera y Roces-Montevil ha impedido la puesta en marcha de la medida, que según el gerente «no incluía ningún recorte» sino que iba destinada a redistribuir la población y reforzar la atención sanitaria en aquellos puntos donde se consideraba necesario. «El Consejero se comprometió a actuar con el consenso de los ciudadanos y queda claro que no hay el grado de acuerdo necesario», manifestó Rodríguez, quien lamenta que «no se ha entendido o no se ha sabido transmitir correctamente la propuesta» y asume su responsabilidad.

A pesar de que por el momento se mantendrán los dispositivos habituales, el gerente del Área sanitaria V advierte que desde Sanidad consideran esta gestión, que implicaría 308 presencias más de médicos al año y 240 presencias más de enfermeras, «necesaria para mejorar la asistencia sanitaria». Así, no descartan ponerla en marcha de manera «estable» más adelante.

Tras conocer la noticia, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Adrián Arias, manifestó su satisfacción por lo que considera «un éxito» fruto del «trabajo bien hecho». «La presión vecinal está muy vigente y logra sus objetivos y desde la FAV vamos a seguir demandando soluciones a los problemas de la ciudad», declaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos