La Policía insiste en que La Calzada «no es más insegura que otros barrios»

La Policía insiste en que La Calzada «no es más insegura que otros barrios»
Reunión de la junta local de seguridad celebrada ayer en el Consistorio. / JOAQUÍN PAÑEDA

En 2018 hubo menos robos violentos que el año anterior y ya han sido resueltos «la práctica totalidad»

I. VILLAR

Los responsables policiales aseguraron ayer en la reunión de la Junta Local de Seguridad, con las estadísticas en la mano, que La Calzada «no es más insegura que otros barrios de Gijón». Añadieron que, de hecho, el año pasado se registró un descenso de los robos con fuerza o con violencia en el barrio, pasando de las 31 denuncias de 2017 a tan solo 13 en 2018, que son poco más del 9% de los que constan para todo el concejo. Por ese motivo tanto la alcaldesa, Carmen Moriyón, como la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, hicieron un llamamiento a la calma. «No ha habido nada que lleve a alarma», subrayaron.

La regidora aseguró entender la inquietud entre los vecinos y comerciantes del barrio, pero la atribuyó a que, pese a que en el conjunto del año el número de delitos en La Calzada se ha reducido, estos se produjeron «en un corto periodo de tiempo y en un espacio muy pequeño del eje comercial que conforman la calle Brasil y la avenida de la Argentina». En cualquier caso, los responsables policiales informaron a los integrantes de la Junta Local de Seguridad de que «la práctica totalidad» de esos delitos han sido resueltos.

«Algunos de los delincuentes que intervinieron en ellos ya están detenidos y otros están identificados, y en consecuencia encaminados hacia su detención», explicó Delia Losa. En concreto, hay dos personas en prisión por los atracos cometidos en comercios del barrio. La delegada del Gobierno recordó además que han sido recuperadas «y devueltas a su propietario» las joyas sustraídas en la joyería Muñiz. «La situación entra dentro de la más absoluta normalidad», añadió.

Pese a que el grupo criminal que actuó en esta zona ya está desarticulado y en lo que va de año solo constan en La Calzada dos robos con fuerza, Carmen Moriyón aseguró que «de momento se mantiene el refuerzo policial», que incluye la presencia permanente de dos coches patrulla en el barrio. En lo que respecta a la petición de una mayor presencia a pie de calle de agentes de proximidad, una de las exigencias de la plataforma de comerciantes constituida a raíz de los robos, indicó que «aunque ver a policías locales paseando nos pueda dar sensación de seguridad y podamos pensar que son disuasorios, los técnicos señalan que lo que realmente es necesario y efectivo es la movilidad. Y eso lo tiene la policía de proximidad que se mueve con las motos eléctricas, que no ha desaparecido».

No obstante, el portavoz municipal del PP, Pablo González, anunció tras la reunión de la junta local que su grupo propondrá que el Pleno apruebe una declaración institucional a favor de una mayor dotación de efectivos para ese servicio, dedicando al mismo las nuevas incorporaciones de agentes que se realicen en la Policía Local.

Delitos por debajo de la media

Más allá de lo tratado sobre La Calzada, la alcaldesa destacó que los datos generales sobre delincuencia permiten afirmar que «Gijón sigue siendo una ciudad segura, como lo es Asturias». Aunque en 2018 el número de infracciones aumentó un 4,4%, de 7.160 a 7.472, la tasa de delincuencia se mantiene en torno a 27 delitos por cada mil habitantes, frente a los más de cuarenta de la media nacional. «Es bastante más pacífica que la media de las ciudades de este número de habitantes», añadió Delia Losa, quien recordó que entre policías locales, nacionales y guardias civiles, en Gijón las fuerzas de seguridad superan los 1.500 agentes.

La Unión de Comerciantes también llamó a la calma, tras disculparse por sus críticas a la falta de información sobre la campaña Comercio Seguro de navidades.

Más